sábado, 4 de abril de 2009

Peña de Los Gitanos (Montefrío)












Hoy nos dirigimos hasta el pueblo de Montefrio en la provincia de Granada. Cuando llegamos nos vamos hacia la iglesia redonda (Iglesia de La Encarnación) y justo enfrente nos comemos los churros de rigor. Visitamos la iglesia y cogemos la carretera de Íllora, A unos 5 kilómetros en dirección a Íllora, el paraje de la Peña de los Gitanos es una extensa área de verdes terrazas entre roquedales calizos donde se han excavado más de un centenar de enterramientos megalíticos y poblados, un extraordinario conjunto arqueológico del Neolítico. En las terrazas inferiores y circundando un área de unos 6 kilómetros de longitud se encuentran esparcidos un centenar de sepulcros que parecen formar parte de tres necrópolis: la del Castellón, la Camarilla, y el Rodeo. Los dólmenes son de unos ocho metros de longitud. Constan de una cámara trapezoidal en su corredor y no conservan los túmulos. En algunos de ellos se han encontrado pequeños salientes tallados en las lozas, representando ciervos y otros grabados. También existen cuevas que abrigaron a los pobladores, de los cuales merecen destacarse la Cueva Alta y la de las Tontas, en las que se encontraron algunos esbozos de pinturas rupestres.
Al salir del pueblo y una vez pasada la gasolinera y después de un pequeño puente, sale el carril a la izquierda que tomaremos, subimos por el carril y pronto nos encontramos a la derecha con un recinto vallado, aquí se encuentra el cementerio íbero, continuamos hasta el cortijo donde dejaremos el coche. Tomamos la senda que hay paralela al carril pero en sentido contrario. Continuamos hasta el poblado íbero donde nos encontramos los restos de las viviendas, y seguimos ahora hacia lo alto de la loma donde se encuentran unas torres eléctricas allí hayamos algunos pilones esculpidos en la roca, bajamos a lo que nosotros llamamos el corral.
Cuando volvemos al cortijo nos dirigimos hacia el carril que hay detrás y lo continuamos hasta una pronunciada cuesta de donde sale un carril a la derecha que tomaremos para visitar los restos de la muralla romana, si tenéis suerte y os encontráis a las vigilante de la Junta de Andalucía ellas son las que mejor os pueden indicar donde están los dólmenes, también tenéis la opción de llamar a la dueña del paraje y "por unas monedas" os lo explica todo podéis contactar en la oficina de turismo de Montefrío.
Pero bueno si no queréis ninguna de la 2 opciones solo tendréis que continuar la senda y os llevara a la llanura donde se encuentra los dólmenes, no sin antes tener que cruzar la valla que la propietaria a puesto, unos metros mas adelante a la izquierda sale la senda que nos llevara de vuelta.
En este bonito prado se encuentran los dólmenes esparamados algunos muy bien conservados otros no tanto los mejores se encuentra al final del prado donde hay un cartel a la izquierda en una elevación del terreno desde donde se divisa todo el prado.





No hay comentarios:

Publicar un comentario