sábado, 10 de diciembre de 2011

Peñas de Cabrera (Casabermeja)

Pintura esquematica
En uno de los abrigos

En la cima

A la espalda el Arco Calizo


















      Hoy hemos decidido hacer una ruta corta  porque habíamos  quedado para comer en algún restaurante  para celebrar los días de fiestas que se acercan.
      Pero hoy Juande no traía varias opciones sino que venía con la idea clara de donde íbamos a ir y donde comer. La idea es visitar  los abrigos y ver las pinturas rupestres que se encuentran en Peñas de Cabrera  (para los que quieran información técnica pica en el enlace) para ello nos basamos en la ruta que se publica en el libro "Por los Caminos de Málaga" aunque nosotros hemos decidido hacerla al revés que ello.
       Para realizarla nos dirigimos desde Málaga a Casabermeja por la A-45 y en la salida 148 tomamos dirección Colmenar por la A-356 y a unos 2 ó 3 km nos desviamos a la derecha hacia la Urbanización El Alcaide y cuando cruzamos el río Guadalmedina tomamos el carril a la izquierda hasta llegar al final de las viviendas, dejamos el coche y comenzamos a andar  hasta el grupo de eucaliptos que hay y que en otro tiempo era lugar para  pasar los domingos en familia, desde aquí a la derecha tenemos tres carriles pero nosotros tomamos en dirección al cortijo de Peñas de Cabrera que lo tenemos a nuestra izquierda, comenzamos a subir solo guiándonos de nuestra intuición y con buen "olfato" nos vamos dirigiendo hacia las agrupaciones de piedra, lugar donde se encuentra los abrigos y las pinturas esquemáticas de entre 6000 a 8000 años de antiguedad, hay que fijarse muy bien si queremos descubrir algunas de las pinturas, aunque otras se ven muy bien, sobre todo la que creemos dibuja una escolopendra.
     Seguimos subiendo y cuando nos volvemos  y miramos al norte podemos apreciar  el Efecto Foehn ó Föhn que se estaba produciendo en las Sierras del Co, de Camarolos, de los "Pirineos del Sur"  es decir los Tajos de Gomer, Fraile y Doña Ana que forman parte del Arco Calizo Central Malagueño, para llegar a lo alto tenemos que ir dirigiéndonos hacia la izquierda en el camino hemos ido viendo formaciones que creemos pueden ser o bien restos de viejas canteras o restos de construcciones, dejamos que nuestra imaginación vuele y cada uno vemos una cosa, aunque en lo que estamos de acuerdo es que la mano del hombre está en estos restos.
       Al final descendemos hacia el carril y en el camino nos encontramos otro resto de la presencia de los humanos aunque estos no son tan antiguos, vemos una vieja era, desde aquí comenzamos a bajar por el carril que nos conducirá de nuevo al grupo de eucaliptos.
       En total unos 5,5 km de paseo, aunque corto muy interesante sobre todo debido al juego de buscar las pinturas esquemáticas.