sábado, 27 de abril de 2013

Ruta desde Canillas del Aceituno a El Saltillo

Sobre la acequia

Colada 1

Colada 2









El Saltillo











video
Video de Memé










Descargar Track

Como llegar (utilizar este vinculo si quieres calcular la llegada al punto de partida desde tú origen).

De Canillas del Aceituno a El Saltillo.

La propuesta de  Juande para esta semana era su segundo intento  para realizar está ruta, en su  primero,  tuvo que desistir  debido a la abundante lluvia con la que se encontró.

La ruta nos conduce desde Canillas del Aceituno utilizando la antigua acequia morisca, que aún presta servicio de abastecimiento de agua, hasta el paraje conocido como El Saltillo en el río Almanchares, donde se encuentran unas espectaculares posas y cascadas.
No tenemos  dificultad en principio, una longitud  de ida y vuelta de  10 km. con desnivel de unos 270 m. aunque tenemos que ir con cuidado porque durante muchos tiempo el senderos es estrecho y  transcurre con grandes precipicios y sobre todo los dos pasos conocido como las Colás o Coladas, aunque como descubrimos cuando llegamos a la primera, el camino se ha desprendido  y lo hace imposible atravesar.
Para comenzar la ruta nos dirigimos hasta el pueblo de Canillas del Aceituno en plena Sierra de Tejeda y tras dejar el coche en los aparcamientos junto al tanatorio municipal nos dirigimos ha hacer un poquito de turismo gastronómico-cultural por el pueblo, visitando la Iglesia de La Virgen de la Cabeza,  las calles principales, el bar Ángel donde degustamos unos café XL y buenos churros y la Panadería "El Mastren" (termino popular malagueño que hace referencia al moledero del molino de harina), donde compramos tortas de aceite. Tras estas interesante visitas volvemos al coche para coger las mochilas, los bastones y las botas, y comenzar a andar y para empezar nos dirigimos al fondo del aparcamiento y tras leer la información sobre el sapo partero subimos por la escalera, tras ésta tomamos a la derecha y más adelante a la izquierda, en principio tenemos que seguir el cartel del Sendero  Casa de la Nieve que nos va subiendo y sacándonos del pueblo. 
Tras las últimas casas nos encontramos una escalinata con barandilla de madera y que a mitad de ésta nos encontramos a la derecha el inicio de la senda y donde se nos une el "octavo pasajero" y que nos acompañara durante todo el trayecto, éste acompañante o mejor ésta acompañante es la acequia. En sus primeros metros van descubierta y bordeando pequeñas huertas; cuando llevamos media hora y tras atravesar la Cañada de La Arenas, donde encontramos  varios ejemplares  de Cuscuta (cuscuta epithimum) planta parásitallegamos al Albercón que distribuye las aguas del río Almachares por los huertos cercanos, si nos volvemos tenemos una preciosas vistas de Canillas y del pantano de la Viñuela. Justo antes de llegar a la alberca la ruta se desvía a la izquierda y nos hace subir por el Cerro de Juan Zamora y tras cruzar el barranco de La Mina llegamos a un cortijo abandonado con una fuente y algunos metros más adelante ya tenemos a la vista  nuestro destino, el barranco del Almanchares donde se encuentra el paraje de El Saltillo, por encima La Maroma y por debajo nuestro  el Área Recreativa de La Rahije.
Continuamos hasta llegar a una caseta en medio del camino, poco antes de ella sale una vereda descendente hacia la Rahije pero se encuentra en muy mal estado.
A partir de aquí empieza los problemas para los que padezcan de vértigo.  A esta zona se le conoce como los Chimeones, el paso se sitúa en medio del paredón de unos 50 m. de altura pero para nuestra sorpresa, el camino se ha desprendido y hace imposible el paso por lo que tenemos que retroceder hasta la caseta y desde aquí tomar a la izquierda por una senda que nos hace salvar la primera Colá o Colada, aunque cuando volvemos a la acequia retrocedemos para ver el otro extremo de la colada, Seguimos y llegamos a la segunda colá,  ésta es  más impresionante por su longitud y por su profundidad. Sin duda alguna solo estos pasos ya merece la pena haber venido,  pero si continuamos llegaremos al punto final de la acequia y  lugar donde se toma las aguas que abastecen al municipio. Aquí encontramos varias cascadas y pozas de aguas de color esmeraldas que invitan a un buen baño, nosotros tras comer algo y hacer un poquito de Chi Kung y Tai Chi (o algo parecido) decidimos iniciar la vuelta por el mismo camino.