sábado, 28 de septiembre de 2013

Subida al Pico (685 m.) en Alameda y visitas de Las Ruinas de Caperuzón y Las Lagunas de La Raposa y La Castañuela

Pico (685 m.)

Vista de Alameda











Termas romanas

Tumba de Jose Mª. "El Tempranillo"

Laguna de La Raposa
Ruinas de Caperuzón












Plano de las tres zonas visitadas










Subida al Pico en Alameda y visitas de Las Ruinas de  Caperuzón y  Las Lagunas de La Raposa y La Castañuela


 El marte llame  a Juan de Dios después de ver las previsiones meteorológicas, no podían ser más nefastas.  Quedamos para volver a hablar a lo largo de la semana para ver si el tiempo mejoraba para el sábado  pero al contrario la cosa se iba poniendo cada vez más nublada, nunca mejor dicho, el viernes Pepe me llamo por si se me había olvidado contactar con él y le explique que aún no lo tenia claro, cuando llamé a Juande, para mi sorpresa él me dijo que quedábamos y vería donde teníamos menos posibilidad de lluvia y en el caso de que lloviera,  desayunaríamos y listo.
El día amaneció completamente nublado y había llovido casi toda la noche, yo preparé todo mi arsenal anti-agua incluso paraguas y le había dicho a Pepe que por lo que más quisiera no se olvidara su chubasquero milagroso (más que comprobado, es ponérselo y parar de llover jijjijiijji). 
Cuando nos juntamos Juande nos dió tres opciones, pero el mismo decidió hacer ésta, una ruta  en la que hemos unidos senderismo, turismo cultura y gastronómico, todo un lujo.  
Para comenzar la ruta nos dirigiremos al norte de la provincia, justo al limite de esta, al municipio de Alameda, lugar por donde anduvo uno de los más afamado bandoleros, José Mª. "El Tempranillo" y que en "La Ruta de El Tempranillo" hemos hablado de él. 
Salimos de Málaga por la A-45 dirección Antequera  hasta cruzarnos con la A-92 donde tomamos dirección Sevilla, en la salida 142 nos dirigimos hacia Mollina, donde pararemos junto al Centro de Salud a desayunar "los churros con manguera" que también a veces hemos comentado desde este blog. Continuamos ahora hacia Alameda primero por la MA 6410 (antigua MA703), desviandonos por la MA 6409 (antigua MA702) y tras el km 3 tomamos a la izquierda y llegamos al punto donde dejaremos el coche (en  calle calzada cuando se cruza con calle calvario); si vienes desde otro municipio utiliza el enlace de arriba.
Cuando dejamos el coche a nuestra izquierda vemos la Sierra de la Camorra y arriba del monte, la cruz donde vamos a ir.  Los valientes solo tendrían que tirar para arriba, nosotros lo que hacemos es dirigirnos hacia la izquierda por detrás de las casas tomando altura poco a poco y dirigiéndonos hacia el puerto pasado por el campo de tiro y la zona recreativa hasta conectar con la carretera que suben en fuerte pendiente y que el ciclista Príncipe del Pedal a titulado como "el Mortirolillo de Alameda".
Durante la subida vamos viendo las lagunas tanto de Fuentepiedra, como de La Raposa y La Castañuela y al final de la subida han construido un gran mirador que esconde un poco el poste geodésico que se encuentra a la derecha.
Las vista son bastante buena pero nosotros con el día tan nublado solo tenemos ojos para la cortina de agua que vemos que viene hacia nosotros por lo que nos damos un poquito de prisa y bajamos a la Cruz para ver desde ella el pueblo de Alameda, estando aquí nos llega el agua por lo que ahora sí decidimos bajar "a hierro" cuesta abajo y rápido, pensando que nos íbamos a poner como sopas, pero claro cuando Pepe se pone  la ropa de agua se produce el milagro y la gran tromba se convierte en un chirimiri, que lo único que nos produce es algún que otro resbalón por las piedras, a media bajada, incluso deja de chispear.
Una vez en el pueblo vamos a iniciar la ruta turística-gastronómica.
Comenzamos buscando las Termas Romanas, pasamos primero por la plaza de abastos y tomamos a la izquierda hacia la Iglesia de Ntra. Srª. de La Oliva (muy bonita por cierto) en el patio trasero de está la Tumba del Bandolero y por la derecha tras de ella se encuentran las termas. También hay un Centro de Interpretación (para la visita del patio y de las termas hay que ir  a la taquilla, a sacar las entradas, enfrente del Centro).
En la vuelta hacia el coche volvemos a pasar por la plaza de abasto donde pararemos a tomar algo en el Bar Repullo y nuestra sorpresa es que tras pedir un vinos nos traen una bandeja llenas de tapas para que cogiéramos una.
Volvemos al coche y decidimos visitar Las Lagunas de La Raposa y La Catañuela para ver si podemos divisar flamencos, para ello salimos del pueblo por la antigua MA706 actual MA6411 dirección La Roda y tras pasar el punto km 3 tomamos a la izquierda por el carril que nos conducirá primero a la Laguna de La Castañuela y después a La Raposa, tanto en una como en la otra vemos a poca distancia además de flamencos, muchas especies de anátidas.
Tomamos nuevamente dirección a Alameda y en el trayecto de vuelta decidimos para en el Parque de Santillán que se encuentra en el km 3 de la MA6410 y que esconde las Ruinas  Romanas de Caperuzón y de la que  Juande me ha enviado esta pequeña reseña:

Yacimientos romanos:
Entre los yacimientos arqueológicos más importantes destacan el Mausoleo de la Capichina y el Castellun de Santillán. El Mausoleo de la Capuchina se encuentra en la falda de la Camorra, a 7 km . de Mollina. Era un monumento funerario con una base rectangular en cuya construcción se utilizaron cantos de la zona con argamasa de color rojizo. Junto a este yacimiento se han encontrado restos de cerámica como fragmentos de ollas, orzas y platos, entre otros. El Castellum de Santillán se encuentra a 4 km del núcleo urbano de Mollina. Su  extensión es de casi mil cuatrocientos metros cuadrados y en su terreno se distinguen construcciones correspondientes a dos fase diferentes. La primera fase corresponde a un conjunto de estancias articuladas en torno a dos grandes habitaciones rectangulares y corresponden a los siglos I y II después de Cristo. La villa era la vivienda de la familia de la clase dominante romana. Constituía una vivienda, lugar de explotación agrícola y explotación comercial. En el segundo nivel, se arrasó todo el conjunto antiguo y se construyó otro más moderno, también romano. Se levantó un recinto amurallado de planta cuadrada, que mide 24,5 m. de lado y sus esquinas están ocupadas por torres cuadradas. Esta segunda fase de Santillán data del siglo III después de Cristo y responde a las necesidades defensivas de la población rural ante las repetidas invasiones sufridas por la Bética.

Tras este periplo de visitas, paramos en Mollina, tomamos café y hacemos recuento del día que hemos disfrutado.
En total la ruta no llega a los 10 km. con desnivel de menos de 250 m.