sábado, 30 de noviembre de 2013

Ruta desde Alfarnate a la Cueva de Toma y Bebe

"Con muchas agallas"

Polje de Alfarnate















En la Era

Cueva de Toma y Bebe





















Descargar Track

Como llegar



De Alfarnate a Cueva de Toma y Bebe
Cuando llegue a casa y empecé a leer el último libro “Guía de senderos, Sierra Norte de Málaga” que muy amablemente me han regalado  Nororma  (Asociación de Turismo  de la Comarca Nororiental de Málaga) he comprobado que una de las ruta que en él se publica coincide parcialmente con la que Juan de Dios nos ha propuesto. Que es un tramo de la Gran Senda deMálaga GR-249. Por lo que voy a utilizar la información y datos que en ella se describen.
Es un precioso, pero frío día, los colores del otoño están en su máximo esplendor. Vamos a ver otro ejemplo de polje, esta vez el de Alfarnate no es tan espectacular como el de Zafarraya que vimos en la ruta pasada, también cruzaremos una bonita dolina y al final descubriremos algo con lo que no contábamos la Cueva de Toma y Bebe.
Para comenzar nos dirigimos desde Málaga por la A-45 hasta la salida 124 Casarabonela y tomamos la A-356 hacia Colmenar, continuamos dirección Alfarnate por la A-7204 primero y por la A-4152  hasta el punto km 6 donde dejaremos el coche, no sin antes haber desayunado en lo que para nosotros ya es una tradición, tomar churros en el  Bar Belén en el centro del pueblo, y como siempre preguntamos por los almanaques de las “bambinas” pero hoy no hay así que tendremos que volver a por ellos.
Cuando dejamos  el coche comenzamos andando por el carril junto al poste kilométrico, el camino de tierra nos va a subir al puerto que separa la Sierra de San Jorge de Sierra Gorda la fuerte pendiente y la mucha piedra suelta nos dificultará la bajada cuando volvamos, ahora vamos subiendo y pronto comenzamos a sudar a pesar del frio que hace 4º, a nuestra espalda va apareciendo las imágenes del polje que en una de las últimas vueltas son ya espectaculares aunque el pueblo queda escondido tras un cerrito "La Serrezuela", llegamos al puerto, las lagunillas que en otras ocasiones hemos visto con agua ahora están seca debido a la falta de lluvia, a nuestra izquierda está el carril que conduce hacia el Cortijo del Jobo, nosotros comenzamos a descender por la vertiente de Villanueva del Trabuco (desde aquí también se puede hacer esta ruta) hasta el siguiente carril a la izquierda. Nos encontramos una construcción de lo que iba a ser la recepción del camping y siguiendo el carril llegamos a la Dolina, donde siguen en pie las instalaciones comunes  y han construido tres zonas de arborismo , continuamos y al final  tras una pequeña subida y bajada llegamos a otra pequeña dolina llamada Hoyo de la Fermina que tiene forma ovalada a través  de la cual se introduce el agua de lluvia hacia el acuífero de esta sierra.
Seguimos de frente, los postes del GR-249 nos acompaña y nos  introduce en el cauce del arroyo, en los laterales los terebintos y los quejidos llenos llenos de agallaslos lenticos, las encinas, los espinos majuelos e incluso algunos arces hacen que se nos ilumine la vista con los dorados colores del otoño . Nos encontramos una valla que salvamos por una portezuela que hay a unos 50 m. a la izquierda y tras esta la primera de las eras que vamos a ver, a partir de aquí la subida vuelve hacerse dura pero es la última.
En este lugar nos encontramos con tres caminantes con los que coincidimos desde aquí hasta el final de nuestro destino, ablando con uno ellos nos informa de la Cueva de Toma y Bebe que se encuentra en el  Puerto del Quejido y nos cuenta su leyenda, aunque no coincide con la que después yo he leído en la Guía de Senderos si es muy parecida (cosas de la trasmisión oral).
Cuando llegamos al final de la fuerte pendiente, nos encontramos la segunda era, aun nos queda el “falso llano”  para llegar al Puerto del Quejido antes de llegar vemos el albercón y cuando llegamos al puerto a nuestra izquierda bajo los farallones encontramos la mencionada cueva, nos acercamos, y como nos dijo el acompañante por un pequeño hueco podemos descender a una cavidad que es donde se produjeron los hechos que más abajo voy a relatar y que he copiado del libro “Guía de Sendero, Sierra Norte de Málaga”.
Volvemos al puerto y bajamos unos metros hasta la pequeña planicie desde donde tenemos unas preciosas vistas del Mirador del Hondonero y del Pico Chamizo. La ruta continúa hasta Villanueva del Rosario pero nosotros acabamos aquí.
La vuelta la hacemos por el mismo sitio, en total unos 16km.

Leyenda de La Cueva de Toma y Bebe
La Cueva de Toma y Bebe tiene en su interior un manantial que ofrecía a los pastores agua fresca en sus duras jornadas de trabajo y debe su nombre a una leyenda que, según cuentan los paisanos de Villanueva del Trabuco, ocurrió hace muchos años una lluviosa noche de invierno, cuando aún no existían carreteras y caminos bien acondicionados que conectaran las poblaciones cercanas.
Al parecer, la noche y este aguacero sorprendió a un extranjero, concretamente inglés, que se aventuró  a cruzar la Sierra Gorda hasta que pasando el Puerto del Quejido no tuvo más remedio que guarecerse en esta cueva. Mojado y malhumorado hablaba solo, quejándose por el tiempo cuando una voz surgió de la oscuridad de la cueva diciendo:”Toma y Bebe”. Esta frase fue pronunciada por un pastor que estaba allí al resguardo del mal tiempo, siendo la última que, al parecer, escucho el inglés, pues de la impresión cayó fulminado muriendo en el acto.