sábado, 25 de abril de 2015

El Caminito del Rey






























Descargar track

El Caminito del Rey
Cuando hace más de un año salto la noticia de que por fin todos los involucrados en el proyecto de remodelación del Caminito del Rey se había puesto de acuerdo en acometer las obras yo personalmente no me lo podía ni creer, siempre tuve la idea que como había tantas instituciones  implicadas y cada una de un partido político diferente, la idea  era poco más que misión imposible.
Pero al final el sentido común es lo que creo ha hecho posible la culminación de este fantástico y excepcional paseo que seguro está “A la altura de tu mejores sueños”.
El vertiginoso camino que te dejara sin aliento es un itinerario que nos permite recorrer el Desfiladero de Gaitanejo en el norte, en el sur el Desfiladero de los Gaitanes y entra ambos el fabuloso Valle del Hoyo flanqueado por los Tajos de Almorchón y la Sierra del Valle de Abdalajís y la Sierra Huma, todo el conjunto está dentro del Paraje Natural del Desfiladero de los Gaitanes.
Era tanta la expectativa que se habían creado en los días anteriores a la inauguración que todos los aficionados que conozco estábamos solo pendiente del día de apertura de la web para solicitarlas entradas.
Cuando llegó el día de las solicitudes, la web echaba humo era imposible, no conectaba de ninguna forma pero al final lo conseguí, ya teníamos las entradas para la Gran Aventura.
Nosotros decidimos entrar por el acceso norte es decir por Ardales, me parecía la mejor opción, aunque la verdad no se sinceramente porque.
Para iniciar la ruta nos dirigimos hacia Ardales por la A-357 carretera del Guadalhorce hasta la población de Ardales y desde aquí tomamos la MA-5403 tras 5,5 km cuando llegamos al cruce y seguimos de frente dos kilómetros más adelante pasamos un túnel, que justo encima tiene el Restaurante El Mirador, y a escasos 50 metros a la izquierda tenemos un parking (2€) donde nosotros dejamos el coche.
Comenzamos a andar y nos dirigimos hacia la carretera principal tomamos a la izquierda, antes de llegar al Restaurante El kiosco, encontramos un pequeño túnel por donde podemos inicial el camino, pero como nosotros tenemos tiempo, hemos decidido hacer el recorrido un poco más largo  y nos dirigimos al restaurante, en la parte derecha hay un túnel, tomamos por aquí y comenzamos el Sendero del Gaitanejo que en unos 2.5 km aproximadamente nos conducirá por la orilla del Embalse del mismo nombre y que terminará en la Caseta de Control del Caminito del Rey junto a la Central Eléctrica.
Pasamos el control de entradas, nos divertimos poniéndonos los cascos, escuchamos atentamente las explicaciones del personal  y con los nervios desatados y las sonrisas en nuestras caras, comenzamos la expedición.
Nada más llegar a la pasarela la dudas se despejan y los miedos desaparecen, el espectáculo es fabuloso nos da la impresión que casi podemos tocar la pared de enfrente y en el fondo del desfiladeros las aguas esmeraldas ponen el color del contrates a los marrones de las piedras, las palomas vuelan a nuestra altura y por debajo de nosotros. Poco a poco extasiados por el entorno  y casi sin darnos cuenta llegamos al final de este primer tramo de pasarelas que da paso al no menos fantástico Valle del Hoyo, que salvando las distancias, me recuerda a los valles pirenaicos por su casi perfecta forma de V, a la derecha tenemos los Tajos de Almorchón que en varias ocasiones hemos tenido la ocasión de estar en su cumbre y en la parte izquierda la Sierra del Valle de Abdalajis y la Sierra Huma desde donde también hemos contemplado este bonito valle.
Tras casi 2 km. llegamos a la segunda zona de pasarela, esta zona es algo más corta pero no por eso menos espectacular, como va zigzagueando por las paredes podemos ver  el camino por donde hemos pasado o por donde tenemos que pasar, en esta zona vemos con claridad los estratos ha perdido su horizontalidad y se ha conseguido una verticalidad perfecta, llegamos al balcón con suelo de cristal, muchos son los que se lo piensan, aunque al final todos nos hacemos la foto seguimos y llegamos al punto más espectacular de todo el recorrido que es la pasarela que cruza el desfiladero su suelo que nos deja ver el fondo y su movimiento nos hace pensarlo antes de cruzar  pero llegado a este punto no hay marcha atrás, estamos en el postre y como tal tenemos que acabar con este final feliz, una vez atravesada solo nos queda un ciento de metros para acabar la pasarela, cuando llegamos al final donde se encuentra la caseta del Acceso Sur solo nos queda una opción, y esa es hacer el camino de vuelta por el mismo sitio y volver a sentir las emociones de las que hemos disfrutado para que se graben en nuestro interior y así poder disfrutar durante más tiempo en nuestra memoria.
En total a mi me salen unos 13 Km.


Nota: Lo GPS dan pequeños errores de lectura debido a las constantes pérdidas de señal debido al encajonamiento del cañón.