domingo, 9 de agosto de 2015

Sendero de la Cerrada del Río Castril (Granada)

Indicador
Inicio de ruta

Pasarela

Puente












Como llegar
Descargar track




Sendero de La Cerrada (Castril de La Peña)
No podía dejar de pasar por estas tierras del Altiplano granadino sin pasar por Castril de la Peña, que considero visita obligada para los amantes de la naturaleza.
En el Parque Natural Sierra de Castril, podemos encontrar un gran número de rutas para poder disfrutar del entorno y la mayoría de ella sin mucha dificultad.
Como sigo convaleciente yo solo he podido hacer este pequeño sendero, que no por corto es de menor belleza, al contrario.
El Sendero de La Cerrada o Sendero de la Pasarela del Río Castril como también es conocido esta dividido en dos partes, la primera es una pasarela de madera que está sujeta a la pared de la roca y que tras cruzar el rio por un puente continua por un túnel hasta el Restaurante Bar El Molino desde donde podemos retornar,  desde aquí, si queremos hacerla circular, iniciaremos la segunda parte  que es un sendero que nos conduce al pueblo por una empinada vereda que nos  lleva entre pequeñas huertas hasta la entrada al Monumento Natural de la Peña de Castril.
Para iniciar la ruta nos dirigimos a la zona del Area Recreativa El Plantío y la piscina municipal tras cruzar el rio Castril dejamos el coche en el Paseo de La Voz Dormida y  comenzamos andado en el Paseo de La Arboleda Perdida que nos recibe con un texto de su más insigne hijo adoptivo, el Premio Nobel José Saramago,  dedicado a sus abuelos.
Tras este romántico tramo llegamos a la entrada de la cerrá donde comienza la pasarela de madera que se encuentra a unos 5 metros sobre el lecho del río. Pero lo primero que nos llama la atención se encuentra en la pared de enfrente una antigua Central Eléctrica  excavada en la piedra viva que estuvo en  funcionamiento desde el 1918 al 1960 y que actualmente el ayuntamiento la dedica a salón de usos múltiples.
Avanzamos por la pasarela de madera, sin ninguna dificultad salvo para los que tengan problemas con las alturas, iremos paseando despacio para disfrutar de las hermosas vistas de este entorno natural, tras el corto paseo sobre estos bonitos balcones seguro que tenemos  la sensación de fugacidad. Llegamos a una vereda de tierra que nos acerca a varios remansos donde si nos apetece podemos disfrutar de un refrescante baño, si somos capaces de aguantar la frialdad del agua.
Atravesamos a la otra orilla por un puente colgante de hierro y entramos a un túnel a la mitad de este tenemos un balcón desde donde podemos ver  la caída de agua que forma el azud desde donde se hacia la captación de agua para el antiguo molino que hoy se ha reconvertido en el Bar El Molino de la Cerrada, donde podemos para para tomar algo mientra decidimos sin retornamos por donde hemos venido o seguimos hacia el pueblo.
Nosotros decidimos seguir y subir al pueblo para hace la visita al Monumento de la Peña, para esto tomamos por detrás del bar e iniciamos la fuerte subida que entre fructíferas huertas nos conducirá hacia las viviendas del pueblo, una vez aquí nos dirigimos hacia la Iglesia de Ntra. Sra. de Los Ángeles que no podemos visitar por encontrarse cerrada, justo enfrente la Oficina de Información turística y la entrada al Monumento de La Peña que por desgracia y debido a la escasez de horario para poder ser  visitado (solo hay 3 visitas 10:00, 11:00 y  19:00) cosa que incluso después de hablar con la técnico de la oficina sigo sin comprender y que desde aquí solicito su ampliación.
Tras la frustrada visita, continúo callejeando por el pueblo y sigo paseando por sus arabescas calles que me hace perderme voluntariamente para poder descubrí aquello rincones que me aliviarán el mal sabor de boca.
Salgo del pueblo por la Calle del Río y me dirijo hacia el aparcamiento donde tengo el coche.
Cuando termino la ruta decido irme a la piscina municipal para disfrutar de un rato de baño que  me ayudaron a relajar las tensiones del día.