sábado, 3 de octubre de 2015

Subida al Cerro del Águila en la Sierra Alpujata (Coín-Ojén)

Panorámica

Inicio de ruta

Cerro del Águila

Helipuerto con balsa

1ª Subuda Octubre 2000

2ª Subida Octubre 2002

























Como llegar
Descargar track

Cerro del Águila (Coín-Ojen)
Cuando el sábado nos juntamos y le pregunte a Juan de Dios que a dónde íbamos a ir, la repuesta fue que íbamos a la Sierra de Alpujata, mientras desayunamos en la Veta Platero como casi siempre que venimos por esta zona hablamos de las dos opciones que teníamos, la primera era hacer el Sendero de La Alfaguara que no habíamos terminado por la abundante lluvia ó hacer la subida al Cerro del Águila, a mi me gusto más la segunda ruta, hacía mucho tiempo que la habíamos hecho y tenía unos recuerdos puntuales, me acordaba del bosque de madroños, de la cantera de mármoles y de la subida sin fin.
La primera vez que subí fue allá por octubre del 2000 con Antonio, Eduardo y Luis Sarasola con el que tuve la suerte de compartir muchas rutas y aprender de  sus conocimientos, esta ruta fue una de las que él monto para la pagina de Pasos Largos y para el libro “Por las montañas de Málaga”.
La segunda vez fue con Juan de Dios y Paqui en octubre del 2002.
En esas dos ocasiones la subida la hicimos tal y como en la describe Luis, ahora el primer tramo la han modificado y la han balizado por otro lado supongo que por motivo de no pasar por la propiedad privada.
Nosotros hemos decidido hacer la subida por el nuevo trazado y la bajada por la antigua.
Como no voy a mejorar la descripción del amigo Luis voy a copiar y pegar en cursivas algunos de sus párrafos.
Para comenzar la ruta nos dirigimos hacia la población de Coín  por la A-357 autovía del Guadalhorce hasta la salida 52 que tomaremos por la A-355 dirección Coín a los 9,5 km nos encontramos la Venta Platero donde desayunar y tras ella la rotonda, donde tomaremos la segunda salida dirección  Monda y a 7 km. nos encontramos la salida, la tomamos y giramos a la izquierda para cruzar la carretera por el puente y tomar el “Camino de Albuqueria”.
Inmediatamente veremos un poco en alto, a la izquierda, un murete de obra con la leyenda Cortijo de la Albuquería, que nos confirma que estamos en el buen camino.
 Ponemos el cuentakilómetros a cero y dejamos el camino de la izquierda que entra en las canteras. A la derecha hay un grupo de pinos y cipreses fantasmagóricos a los que el polvo de mármol a dado el aspecto de fantástico paisaje nevado. Dejamos otra cantera a la derecha y circulamos con el Río Pereilas a mano derecha, primero junto al camino y luego a cierta distancia.
A unos dos kilómetros del cartel aparcamos en un ensanchamiento a la izquierda al del cerrete de cota473, allí por donde pasa el torrente que procede del puerto que separa las cuencas del Río pereilas y del Río Alaminos y, en justicia, también las Sierras Blanca y Negra de Coín. En este punto iniciamos nuestro caminar.
Nosotros remontamos por la carretera hasta el lugar donde se encuentran los carteles informativos, tras leerlos, continuamos por el camino que se adentra en el bosque de pinos piñoneros, carrascos y resineros, y que por ahora coincide con el PR-A-338 (Barranco Blanco), poco a poco el camino que llevamos se va acercando al que utilizábamos en las dos ocasiones anteriores y que utilizaremos en la bajada.
Llegamos al poste indicativo y a partir de aquí que inicia el nuevo trazado, anteriormente nosotros tomamos por la derecha hacia las canteras de mármoles, ahora tomamos hacia la izquierda e iniciamos la subida siguiendo el PR-A-338 hacia el Camino de Sierra Blanca, aunque estamos en plena Sierra Negra,  en este tramo aparecen buenos ejemplares de Alcornoques a los que le acaban de realizar la saca del corcho, cuando llegamos al carril tenemos: a la izquierda  el camino hacia Sierra Blanca y una senda  la SL-A-59, enfrente un carril de bajada con una valla, y a la derecha el camino de Barranco Blanco que es el que tenemos que tomar y otro más a la derecha de este.
Tomamos por el que nos indica PR-A-338 y caminamos por el carril hasta llegar a una bifurcación donde nosotros tomaremos el de la derecha hacia Cerro del Águila.
Al poco de caminar por esta pista nos encontramos una cadena que impide el paso de vehículos, y a la derecha la vereda que  utilizamos en las rutas antiguas y que nosotros utilizaremos en la bajada.
Desde de aquí la descripción de Luis que aunque han pasado muchos años no ha cambiado:
Cuando alcanzamos la segunda pista, que según nos dicen nos llevaría al Puerto de Ojen, vemos dos viguetas hincadas verticalmente y un cable de acero que permite cerrarla. Nos dirigimos hacia la izquierda y muy pronto nos encontramos en el dominio de las peridotitas.
Caminando por este carril llegamos hasta El Vivero, paraje que efectivamente parece un vivero abandonado. Hay postes de madera hincados verticalmente y una cerca de tela de alambre. Si penetramos en el recinto encontramos un cobertizo  arruinado junto a una alberca.
Pasado el vivero, y poco antes de llegar a la balsa contra incendios y el helipuerto, hay un torrente que desciende por nuestra izquierda.
Cuando llegamos a la balsa encontramos un cartel direccional que nos indica por donde tenemos que salvar el talud de tierra y con cuidado vamos siguiendo los abundantes hitos que alguien ha colocado haciendo verdaderos milagros de equilibrios.
La senda va ascendiendo por un pinar de pinus pinaster hasta llegar cerca  del cambio de vertiente entre las cuencas de los Ríos Pereilas y Alaminos.
Una vez en el collado la cuerda en un espartal, tomamos por la derecha y desde aquí podemos ver el  Valle del Río Alaminos y la Sierra de Mijas.
Al pie de la cumbre del Cerro del Águila el matorral se ennoblece con abundancia de coscojas y enebros de la miera.

Llegados a la cuerda de los 1000 m nos servirán de hitos tres ejemplares de enebro de cada (Juniperus oxycedrus ssp.oxycedrus) con porte  de arbolillos (un solo tronco bien definido) en la ladera occidental, muy poco por  debajo de la línea de cumbre, hasta llevarnos a una entalladura o puertecillo por el que pasamos a la ladera oriental.

 

Tras una pequeña bajada ascendemos a la cumbre del Cerro del Águila donde hay un gran hito de piedra.

Tras reponer fuerza realizamos la bajada por el mismo sitio hasta llegar a las viguetas y el cable de acero, en este punto buscamos la vereda por nuestra izquierda y comenzamos la bajada por ella hasta llegar a un carril, la vereda continua tras atravesarlo justo enfrente y seguimos la bajada, en este tramo la vereda presenta gran desnivel y en algunas zonas el agua ha hecho estragos y tenemos que ir con cuidado, pero el maravilloso bosque de alcornoque, pinos resineros y madroños merece la pena, llegamos al dominio de los mármoles y nos encontramos los restos de una explotación o al menos una cata, desde aquí la vereda se convierte en un antiguo carril en desuso que nos conduce directamente al primer poste direccional, desde aquí tomamos por la izquierda y casi por el cauce del torrente llegamos a donde dejamos el coche.


En total unos 9 km.