viernes, 30 de marzo de 2018

Ruta desde Canto Cochino al Refugio Giner de los Ríos en La Pedriza (Manzanares el Real - Madrid).

Inicio ruta

Panoramica

Formación rocosa

Fuente Pedro Acuña





Powered by Wikiloc


Esta Semana Santa me he decidido al final por irme unos días de vacaciones a San Rafael (Segovia), lugar que conozco desde hace muchos años y al que he vuelto en varias ocasiones, este lugar está enclavado en el centro de la Reserva de la Biosfera del Real sitio de San Ildefonso-El Espinar, donde voy a hacer la ruta:


Este espacio protegido está situado en la vertiente noroeste de la Sierra de Guadarrama (Sistema Central Ibérica) en el sur de la provincia de Segovia, en Castilla y León. Fue declarada reserva por la UNESCO en 2013 y tiene una extensión de más de 35.000 hectáreas.  
El área tiene una gran importancia ecológica, alberga la montaña de Valsaín, una de las mayores zonas arboladas de España, y acoge diversos centros de investigación forestal.
En la vertiente sur de la Sierra de Guadarrama, donde voy a hacer varias rutas, también cuenta con dos espacios protegidos:


Todas estas rutas son de corto recorrido y sin dificultad, en las que no voy a realizar grandes esfuerzos pero si voy a  disfrutar de la naturaleza, con unos enclaves y panorámicas extraordinarias. 



Ruta desde Canto Cochino al Refugio Giner de los Ríos en La Pedriza (Manzanares el Real - Madrid).

        Esta ruta es otra de la que me había propuesto realizar en estas vacaciones, antes de venir me puse en contacto con el Centro de Visitantes de La Pedriza, para infórmame de que y como visitar este paraje, muy amablemente me comunicaron, el cómo y cuándo, se podía visitar y sus limitaciones, (recomiendo que se haga para no tener ningún problema a la hora de la visita), así que con toda la información recibida me dispuse a pasar otra mañana de paseos por la Sierra de Guadarrama.
        La Pedriza que debe su nombre a las formaciones geológica que abundan en este lugar, se localiza en la vertiente madrileña del Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama. Presenta una espectacular geomorfología sobre un paisaje granítico. Los granitos son rocas ígneas plutónicas, procedentes de un magma que se enfrió lentamente desde hace millones de años en el interior de la corteza terrestre. Recorriendo la senda se pueden reconocer elementos del relieve como:
·       Berrocales: Apilamiento de rocas graníticas procedentes de la meteorización de una formación granítica a través de las líneas de diaclasas. Generalmente presentan unos bordes acusados.
· Domos: Son bloques graníticos que tienen una forma característica semejante a una cúpula originada por la meteorización de un macizo granítico.
·   Pedriza: Debido a la erosión de los berrocales, estos se van redondeando y dan lugar a las pedrizas.
La erosión también ha conformado caprichosas formas en las
rocas, algunas con parecidos a ciertos animales.

Para iniciar la ruta hay que ir al pueblo de Manzanares la Real, yo que estaba en San Rafael, tome la AP-6 hasta la salida 38 donde tomo dirección Collado Villalba y desde aquí por la M-608 hasta Manzanares el Real, unos metros antes de llegar tenemos a la izquierda el cruce que nos sube a La Pedriza, aunque tendremos que llegar y dar la vuelta para poder tomar el cruce.
Como nosotros hemos llegado siguiendo las indicaciones que me dieron por teléfono días atrás, no hemos tenido problema para acceder al parque y poder aparcar en Canto Cochino, pero reitero la entrada está limitada, así que para los que venimos de lejos mejor venir bien informados.
Dejamos el coche aparcado y seguimos por la carretera asfaltada que baja junto al bar, dirección hacia el río, a unos 200 metros, acaba el asfalto y nos encontramos a mano izquierda un puente sobre el río Manzanares, lo cruzamos y justo al otro lado, en la intersección 2, tomamos por la izquierda y dejamos a la derecha la Escuela-Taller.
El camino nos lleva a una explanada donde pueden verse varios paneles indicativos sobre distintas rutas (incluida ésta), nosotros tomamos por la derecha en la intersección 3. Desde este punto del recorrido, la ruta está perfectamente marcada con las señales correspondientes a los senderos de gran recorrido, pues el itinerario que vamos a realizar, coincide con un tramo del GR-10. Hay que seguir por el Sendero La autopista, de frente, en todo momento, vamos caminando entre Cipreses de Arizona (Cupresus arizonica), distintas especies de pinos y numerosas jaras pringosas. Un poco más adelante conseguimos ver el curo del Arroyo de La Majadilla, nosotros seguimos siempre de frente, en paralelo al cauce, llegamos a la intersección 4, tomamos por la izquierda, y subimos entre rocas. A partir de aquí la ruta, aunque sigue paralelo al arroyo, comienza a ascender levemente y se separa del cauce, volvemos a adéntranos en la masa forestal, el camino se estrecha y comienza a ascender.
Tras llegar a una inmensa piedra que nos aparece a la derecha del sendero, podemos dejar por un momento la senda y bajar a ver la Charca Kindeland, la bajada no está muy definida pero la iniciaremos justo tras pasar la gran roca. De nuevo en el sendero de La Autopista, en menos de 100 metros el camino gira bruscamente a la izquierda y luego a la derecha y sigue ascendiendo sinuosamente entre piedras hasta que llegamos a un pequeño mirador, desde el cual tenemos unas vistas del entorno natural privilegiado de la Pedriza. Desde aquí se aprecian las formas caprichosas que forman el paraje y que han sido pulidas y redondeadas por la erosión a lo largo del tiempo.
Un poco más adelante el camino vuelve a ensancharse, y por este camino  más  amplio llegamos hasta un panel (intersección 6) que indica que hay que girar a la derecha en dirección al Refugio Giner de los Ríos, cruzamos el Arroyo de La Majadilla por una pasarela de madera, tras cruzarlo llegamos al llano del Peluca, seguimos de frente y ascendemos por una pequeña vereda hacia el refugio, antes de llegar pasamos por la Fuente de Pedro Acuña,
Finalmente se alcanza el Refugio Giner de los Ríos, inaugurado en  mayo de 1916. Este es el punto final de nuestra ruta. Desde aquí podemos volver  a Canto Cochino por una senda que va por la margen izquierda del arroyo, pero cuando hablé con el Centro de Visitante me indicaron que en esta senda había habido varios desprendimientos debido a las últimas lluvias y nevadas, por lo que me aconsejaron volver por el mismo camino de ida.
En total ida y vuelta unos 5 kilómetros.

Nota: Existe una variante del recorrido denominada senda corta que permite un recorrido más adecuado para familias con niños más pequeños (1, 5 km.)

No hay comentarios:

Publicar un comentario