sábado, 19 de mayo de 2018

Ruta de subida a Peña Negra (Villanueva de Cauche)

Peña Negra

Peña Negra

Cresta  de  Peña Negra

En la Cruz


Cresta de Peña Negra


En la cima de Peña Negra

  
Panorámica desde Peña Negra 
(Video de Juan de Dios)








Ruta de subida a Peña Negra (Villanueva de Cauche).
        Cuando esta semana, como siempre, quedamos para salir, Juan de Dios tenía varias opciones; Alhama de Granada, Arenas del Rey y Antequera. Después de juntarnos el sábado por la mañana, ya íbamos en el coche cuando decidimos ir a subir al Pico Conde, en Antequera.
Dejamos el coche en el inicio de lo que iba a ser nuestra ruta y comenzamos la caminata, cuando llevábamos un kilómetro, nuestro “gozo en un pozo”, nos topamos con el enemigo número uno de los senderistas, una valla y el letrero de turno “prohibido el paso, propiedad privada”. Tras esta inoportuna eventualidad, decidimos buscar otras opciones, barajamos en principio el Torcal pero debido a la hora nos parecía muy tarde para acercarnos y buscando en el cajón de las rutas por hacer, apareció ésta: Peña Negra (1361 m.).
Esta montaña es la principal de la Sierra del Co, por su situación en el arco calizo central  es una magnifica atalaya, tiene un aspecto imponente, podemos verla cuando salimos de Málaga por la carretera de las Pedrizas, poco antes de llegar a la altura de Villanueva de Cauche, está integrada en la Sierra de Camarolos y que junto con la Sierra de Las Cabras al otro lado del puerto, forman las columnas de entrada al Valle del Guadalmedina.
        La principal vegetación está compuesta por muchos tipos de cardos, jaras y aulagas, entre las rocas, podemos ver helechos, musgos y hepáticas, aunque lo más singular de este recorrido es el magnífico bosque de acebuche que se encuentra en la base de la peña con algunos ejemplares centenarios. Justo por donde realizaremos la bajada, también encontramos, varios arces de montpellier  y algunas encinas aisladas. Pero si quieres saber más de las plantas que nosotros vimos este día visita el blog: 

·        LAS PLANTAS DE MIS EXCURSIONES

Para iniciar la ruta nos dirigimos, desde Málaga hacia el pueblo de Villanueva de Cauche,  por la A-45 hasta la salida 115, donde tomamos dirección Colmenar por la A-7204 y a unos 4,5 kilómetros tenemos a nuestra derecha una zona donde podemos dejar el coche.
        La subida más cómoda es por su cara sur, menos escarpada, pero nosotros esta opción la dejaremos para la bajada y ascenderemos por el oeste, una rabiosa cresta, no apta para todos los públicos.
Tras dejar el coche aparcado retrocedemos algo menos de 200 metros y buscamos la senda que utilizan  los aficionados a la escalada para acercarse a las paredes donde encontramos muchas vías equipadas. Dejamos a tras una primera pared y más adelante encontramos una covacha y otra pared también con vías de escaladas. Una vez pasada esta zona, la senda se pierde, pero aparecen hitos de piedra, algunos un poco escondidos por la altura de la mucha vegetación de esta época. Las marcas que estamos siguiendo nos van acercando hacia una gran cruz de hierro que hay en la cresta, esta “Cruz Negra” está situada en un sitio espectacular desde él tenemos unas buenas vistas de ambas vertientes, pero las mejores sin dudar es la encrespada arista con sus imponentes barrancos, a partir de la cruz desaparecen los hitos y tenemos que seguir por la arista, con muchas trepadas hasta casi el final, los bastones tenemos que sustituirlos por las manos y tener arrojo y valor para pasar algunos pasos más complicados, pero eso sí sin cometer imprudencias, es está la zona donde las personas con vértigo ó menos preparadas pueden pasarlo muy mal.
Nos acercamos a ver unos ejemplares de arce antes de llegar a una valla, que como está casi caída es fácil de pasar, pero tendremos que seguir con las trepadas aunque poco a poco se van haciendo más fácil, unos metros más y llegamos al punto por donde nosotros realizaremos la bajada, pero ahora seguimos el camino, que nos conducirá definitivamente a una pequeña meseta donde se encuentra la cumbre de Peña Negra.
Las vistas son increíbles, hacia el sur veremos Casabermeja, Colmenar y Comares, los Montes de Málaga y el mar. Hacia el oeste la Sierra de Las Cabras, el Torcal, al fondo la Serranía de Ronda, al norte y al este las Sierras de Camarolos, el Chamizo, las Sierras Tejeda y Almijara, en fin una panorámica casi completa de la provincia de Málaga y parte de Granada.
Ahora tocaba el regreso, la bajada, que como siempre es más difícil que las subidas. Nos pusimos a evaluar nuestras opciones, eran tres: la primera alternativa sería bajar por el este, habíamos leído que algún compañero más intrépido, había bajado por aquí, nosotros nos acongojamos, por no utilizar otra palabra, cuando vimos  la bajada, así que esta opción descartada. La segunda era bajar por donde habíamos subido, pero, había amenaza de tormenta, estaba chisporeando, los truenos estallaban encima de nosotros, por lo que las piedras si no estaba ya mojada seguro se mojarían, si esto ocurría tendríamos problemas  de  resbalar o caer, por lo tanto, opción descartada. La tercera era bajar por el sur que valorando los riegos era la que menos peligros nos ofrecían en el día de hoy, por lo tanto esta era nuestra apuesta.
Dispuesto a bajar por el sur, nos dimos la vuelta y bajamos hasta donde estaban las encinas y los arces, desde aquí cambiamos la dirección, e iniciamos la bajada. Nuestros sentidos tenían que ir en alerta máxima, porque no existe una veredilla que permitan cómodamente el paso y debido a la época del año en que estamos abundan los cardos cargados de espinas.
Cuando estamos en medio de las encinas debemos buscar un paso para saltar la alambrada que nos vamos a encontrar. Dejamos atrás las encinas y ponemos dirección al fantástico bosque de acebuche, seguimos realizando zig-zag aquí y allí, hasta llegar al bosquesito, donde descubrimos que es un olivar olvidado, porque el terreno esta aterrazado. Tras éste solo nos queda llegar al terreno sembrado de trigo, que circunvalamos por su margen derecha hasta llegar a la carretera donde habíamos dejado el coche.
Está opción de bajada seguro que será mi opción de subida para otra ocasión.
En total la ruta tiene escaso 5 kilómetros, eso sí, nuestra adrenalina esta por las nubes.

sábado, 5 de mayo de 2018

Ruta por el Sendero del Charco de la Virgen (Tolox) SL-A-239

Charco de la Virgen

Arroyo Marco López


Azud en el Río de Los Caballos

Arroyo Marco López











Powered by Wikiloc




Ruta por el Sendero del Charco de La Virgen (Tolox) SL-A-239
Como esta primavera está siendo muy rica, hidrológicamente hablando, no podíamos dejar de pasar la ocasión de visitar unos de los parajes más entrañables de la provincia  de Málaga y visitar el Charco de La Virgen y el Salto de La Rejía. Aunque no sean las únicas cascadas que vamos a visitar, si son las más espectaculares.  Estas cascadas situadas en el término municipal de Tolox, en la denominada Sierra Parda, dentro de los límites del Parque Natural de la Sierra de Las Nieves, declarado Reserva de la Biosfera y que en breve espacio de tiempo será nuestro añorado Parque Nacional.
Durante el recorrido iremos paralelo al Río de los Caballos y a la vuelta nos desviaremos hacia el Arroyo de Marco López. En el trayecto también pasaremos junto a diversas vegas de cultivo regadas por acequia del periodo nazarí; todo bajo el marco de las empinadas laderas de la Sierra Parda, el trayecto discurre por rocas peridotitas, de origen ígneo y donde crece un vigoroso bosque de pinos resineros, y alguna zona de pinos de monterrey acompañado de palmitos, enebros, lenticos, jaras y aulagas, pero como siempre las plantas se describen en el blog:
      
  LAS PLANTAS DE MIS EXCURSIONES

La visita al Salto de La Rejía lo vamos a realizar en dos ocasiones y accediendo a ella por sitios diferentes. Utilizaremos para ello el PR-A 282 y el SL-A 239, la primera, circular y la segunda lineal.
Para iniciar la ruta nos dirigimos hacia la población de Tolox, si salimos de Málaga tomaremos la A-357 Autovía del Guadalhorce, hasta la salida 48 donde tomaremos hacia Coín, antes de llegar haremos una paradita en la Venta Platero donde paramos a desayunar y en esta ocasión a hacer un poco de tiempo porque el día hoy a amanecido nublado y con una lluvia suave, las previsiones es que a lo largo de la mañana se despeje el día y si no daremos un paseo por el pueblo y para casa, aunque al final se cumplieron los pronósticos y pudimos hacer la ruta. Seguimos hacia Coín y tras pasar esta población tomamos por la A-366 hasta el cruce con la A-7250 y por esta llegamos a Tolox, una vez aquí seguimos los carteles indicativos del Balneario y cuando llegamos a él, dejamos el coche en los aparcamientos.
Nos pertrechamos y preparamos para caminar, nos acercamos a los paneles informativos de las rutas que parten desde este punto, hacemos una rápida lectura y comentamos algunos pormenores, hoy como el balneario ya está abierto hay mucho trasiego de personas alrededor de este, nos hacemos algunas fotos con el bonito edificio y vemos el Monumento de la Cabra Montesa símbolo del Parque.
Nos dirigimos hacia la puerta de entrada del establecimiento y continuamos de frente, tenemos que dirigirnos hacia la parte trasera del mismo, el camino nos lleva hacia el rio, lo atravesamos sin dificultad por una pasarela de madera y comenzamos a subir, cuando llegamos al cartel de “Parque Natural” (intersección 2) tenemos dos opciones ir por la derecha y seguir la senda que llevamos o tomar por la izquierda, por la acequia nosotros hemos decidido seguir por el sendero “oficial” y hacer la vuelta por la acequia así que seguimos con la subida, nos estamos separando del río y adentrándonos en el valle, a la izquierda tenemos el Pico Aranda y a nuestra derecha el Cerro del Jaral, si nos fijamos a la izquierda aparece un afluente, el Arroyo de Marcos López,  con unos saltos de aguas muy bonito, a la vuelta nos  acercaremos a verlo de cerca, seguimos por el camino y llegamos tras una pequeña bajada a un cruce  (intersección 4), a la derecha un carril sube siguiendo el Sendero de Las Cascadas y si nos fijamos un poco más adelante a la izquierda una vereda nos acerca al río, por aquí tomaremos a la vuelta para acercarnos al Arroyo de Marco López.  
Continuamos de frente, tras un recodo que hace el río vemos,  a la izquierda, una nueva cascada aunque esta es artificial, se ha formado por la existencia de un azud, nos  acercamos  a verla y hacernos unas foto, retornamos y seguimos el carril, pasamos junto a un tubo que hace la veces de fuente y más adelante cruzamos el río de Los Caballos, tomamos por la derecha en la intersección 6 y volvemos a cruzar el río y unos metros más y una vez más cruzamos el río pero en esta ocasión es el río Palmarejo, seguimos avanzado y tras una cerrada curva llegamos a una zona de cultivos, son pequeñas fincas privadas cercadas (intersección 7), en este punto tenemos dos opciones, la primera es tomar a la derecha y seguir el poste indicativo, ahora nosotros seguimos por aquí, pero la vuelta la haremos por la izquierda. El camino nos vuelve a acercar al río, dejamos a la izquierda la intersección 8 antes de volver a cruzar el río.
Llegamos a la intersección 9 el Sendero del Charco de la Virgen sigue por la derecha, pero no podemos perder la oportunidad y decidimos subir por la izquierda hacia el Salto de La Rejía, son apenas 1,4 kilómetros, eso sí de constante subida, aunque tendremos la posibilidad de ver el Charco de la Virgen desde lo alto, una vez en el carril la Cascada de la Rejía aparece ante nosotros en toda su plenitud, eso sí se nota la diferencia de caudal en tan solo 15 días.
Tras un descanso y unos frutos secos retornamos hacia la intersección 9 para acercarnos al Charco de la Virgen. A partir de aquí la vereda va pegada al río, vamos caminando casi por él, incluso  tenderemos que cambiar de lado un par de veces, las paredes se nos van acercando como preludio delo que nos espera, y al final aparece frente a nosotros el Charco de La Virgen, una impresionante cascada de agua y una fabulosa charca que nos invita, a darnos un esplendido y refrescante baño, después de un rato de disfrutar retornamos el camino en la intersección 8 tomamos por la derecha y seguimos la antigua y colapsada acequia, volvemos al camino de ida en la intersección 7 y seguimos ahora si por el mismo que de ida, pero solo hasta la intersección 4, aquí buscamos la vereda que ahora tenemos a la derecha y por ella bajamos al lecho de río, el cual cruzamos y seguimos buscando el cauce del  Arroyo de Marco López, donde podemos disfrutar de un par de charcas con sus correspondientes cascaditas.
Volvemos al Río de Los Caballos y volvemos a cruzarlo, a la altura del azud roto, en la margen izquierda aparece una vereda muy poco definida, pero que si estamos atentos nos conduce de nuevo a una acequia, pero en esta ocasión si está desempeñando su papel. Avanzamos andando por encima de la acequia, esta vereda es más atractiva que la que hemos tomado en la subida pero hay que ir con más cuidado, llegamos al cartel de “Paraje Natural” (intersección 2) y nos conectamos a la vereda que nos devuelve al Balneario, que ahora es un remanso de paz por estar cerrado.
En total han sido algo menos de 8,5 kilómetros.