sábado, 5 de mayo de 2018

Ruta por el Sendero del Charco de la Virgen (Tolox) SL-A-239

Charco de la Virgen

Arroyo Marco López


Azud en el Río de Los Caballos

Arroyo Marco López











Powered by Wikiloc




Ruta por el Sendero del Charco de La Virgen (Tolox) SL-A-239
Como esta primavera está siendo muy rica, hidrológicamente hablando, no podíamos dejar de pasar la ocasión de visitar unos de los parajes más entrañables de la provincia  de Málaga y visitar el Charco de La Virgen y el Salto de La Rejía. Aunque no sean las únicas cascadas que vamos a visitar, si son las más espectaculares.  Estas cascadas situadas en el término municipal de Tolox, en la denominada Sierra Parda, dentro de los límites del Parque Natural de la Sierra de Las Nieves, declarado Reserva de la Biosfera y que en breve espacio de tiempo será nuestro añorado Parque Nacional.
Durante el recorrido iremos paralelo al Río de los Caballos y a la vuelta nos desviaremos hacia el Arroyo de Marco López. En el trayecto también pasaremos junto a diversas vegas de cultivo regadas por acequia del periodo nazarí; todo bajo el marco de las empinadas laderas de la Sierra Parda, el trayecto discurre por rocas peridotitas, de origen ígneo y donde crece un vigoroso bosque de pinos resineros, y alguna zona de pinos de monterrey acompañado de palmitos, enebros, lenticos, jaras y aulagas, pero como siempre las plantas se describen en el blog:
      
  LAS PLANTAS DE MIS EXCURSIONES

La visita al Salto de La Rejía lo vamos a realizar en dos ocasiones y accediendo a ella por sitios diferentes. Utilizaremos para ello el PR-A 282 y el SL-A 239, la primera, circular y la segunda lineal.
Para iniciar la ruta nos dirigimos hacia la población de Tolox, si salimos de Málaga tomaremos la A-357 Autovía del Guadalhorce, hasta la salida 48 donde tomaremos hacia Coín, antes de llegar haremos una paradita en la Venta Platero donde paramos a desayunar y en esta ocasión a hacer un poco de tiempo porque el día hoy a amanecido nublado y con una lluvia suave, las previsiones es que a lo largo de la mañana se despeje el día y si no daremos un paseo por el pueblo y para casa, aunque al final se cumplieron los pronósticos y pudimos hacer la ruta. Seguimos hacia Coín y tras pasar esta población tomamos por la A-366 hasta el cruce con la A-7250 y por esta llegamos a Tolox, una vez aquí seguimos los carteles indicativos del Balneario y cuando llegamos a él, dejamos el coche en los aparcamientos.
Nos pertrechamos y preparamos para caminar, nos acercamos a los paneles informativos de las rutas que parten desde este punto, hacemos una rápida lectura y comentamos algunos pormenores, hoy como el balneario ya está abierto hay mucho trasiego de personas alrededor de este, nos hacemos algunas fotos con el bonito edificio y vemos el Monumento de la Cabra Montesa símbolo del Parque.
Nos dirigimos hacia la puerta de entrada del establecimiento y continuamos de frente, tenemos que dirigirnos hacia la parte trasera del mismo, el camino nos lleva hacia el rio, lo atravesamos sin dificultad por una pasarela de madera y comenzamos a subir, cuando llegamos al cartel de “Parque Natural” (intersección 2) tenemos dos opciones ir por la derecha y seguir la senda que llevamos o tomar por la izquierda, por la acequia nosotros hemos decidido seguir por el sendero “oficial” y hacer la vuelta por la acequia así que seguimos con la subida, nos estamos separando del río y adentrándonos en el valle, a la izquierda tenemos el Pico Aranda y a nuestra derecha el Cerro del Jaral, si nos fijamos a la izquierda aparece un afluente, el Arroyo de Marcos López,  con unos saltos de aguas muy bonito, a la vuelta nos  acercaremos a verlo de cerca, seguimos por el camino y llegamos tras una pequeña bajada a un cruce  (intersección 4), a la derecha un carril sube siguiendo el Sendero de Las Cascadas y si nos fijamos un poco más adelante a la izquierda una vereda nos acerca al río, por aquí tomaremos a la vuelta para acercarnos al Arroyo de Marco López.  
Continuamos de frente, tras un recodo que hace el río vemos,  a la izquierda, una nueva cascada aunque esta es artificial, se ha formado por la existencia de un azud, nos  acercamos  a verla y hacernos unas foto, retornamos y seguimos el carril, pasamos junto a un tubo que hace la veces de fuente y más adelante cruzamos el río de Los Caballos, tomamos por la derecha en la intersección 6 y volvemos a cruzar el río y unos metros más y una vez más cruzamos el río pero en esta ocasión es el río Palmarejo, seguimos avanzado y tras una cerrada curva llegamos a una zona de cultivos, son pequeñas fincas privadas cercadas (intersección 7), en este punto tenemos dos opciones, la primera es tomar a la derecha y seguir el poste indicativo, ahora nosotros seguimos por aquí, pero la vuelta la haremos por la izquierda. El camino nos vuelve a acercar al río, dejamos a la izquierda la intersección 8 antes de volver a cruzar el río.
Llegamos a la intersección 9 el Sendero del Charco de la Virgen sigue por la derecha, pero no podemos perder la oportunidad y decidimos subir por la izquierda hacia el Salto de La Rejía, son apenas 1,4 kilómetros, eso sí de constante subida, aunque tendremos la posibilidad de ver el Charco de la Virgen desde lo alto, una vez en el carril la Cascada de la Rejía aparece ante nosotros en toda su plenitud, eso sí se nota la diferencia de caudal en tan solo 15 días.
Tras un descanso y unos frutos secos retornamos hacia la intersección 9 para acercarnos al Charco de la Virgen. A partir de aquí la vereda va pegada al río, vamos caminando casi por él, incluso  tenderemos que cambiar de lado un par de veces, las paredes se nos van acercando como preludio delo que nos espera, y al final aparece frente a nosotros el Charco de La Virgen, una impresionante cascada de agua y una fabulosa charca que nos invita, a darnos un esplendido y refrescante baño, después de un rato de disfrutar retornamos el camino en la intersección 8 tomamos por la derecha y seguimos la antigua y colapsada acequia, volvemos al camino de ida en la intersección 7 y seguimos ahora si por el mismo que de ida, pero solo hasta la intersección 4, aquí buscamos la vereda que ahora tenemos a la derecha y por ella bajamos al lecho de río, el cual cruzamos y seguimos buscando el cauce del  Arroyo de Marco López, donde podemos disfrutar de un par de charcas con sus correspondientes cascaditas.
Volvemos al Río de Los Caballos y volvemos a cruzarlo, a la altura del azud roto, en la margen izquierda aparece una vereda muy poco definida, pero que si estamos atentos nos conduce de nuevo a una acequia, pero en esta ocasión si está desempeñando su papel. Avanzamos andando por encima de la acequia, esta vereda es más atractiva que la que hemos tomado en la subida pero hay que ir con más cuidado, llegamos al cartel de “Paraje Natural” (intersección 2) y nos conectamos a la vereda que nos devuelve al Balneario, que ahora es un remanso de paz por estar cerrado.
En total han sido algo menos de 8,5 kilómetros.

sábado, 21 de abril de 2018

Ruta por el Sendero de Las Cascadas (PR-A-282)

Indicador de ruta

Cascada de La Virgen

Cascada de La Regía

Cascada del Arroyo de Los Caballos








Powered by Wikiloc





Ruta por el Sendero de Las Cascadas (PR-A-282) Tolox
Como esta primavera está siendo muy rica, hidrológicamente hablando, no podíamos dejar de pasar la ocasión de visitar unos de los parajes más entrañables de la provincia de Málaga y visitar el Salto de La Rejía. Aunque no sea la única cascada que vamos a visitar, si es el más espectacular, debido a que es el más alto de la provincia de Málaga. Esta cascada situada en el término municipal de Tolox, en la denominada Sierra Parda, dentro de los límites del Parque Natural de la Sierra de Las Nieves, declarado Reserva de la Biosfera y que en breve espacio de tiempo será nuestro añorado Parque Nacional.
Otros salto de agua impresionante aunque de menos altura, lo que no le resta belleza, es el Charco de la Virgen lugar donde otro verano nos hemos dado algún que otro baño.
Durante el recorrido iremos rodeando toda la cabecera del Río de los Caballos, conformado por tres arroyos principales, el Palmarejo, Horcajuelos y la Rejía.
En el trayecto también pasaremos junto a diversas vegas de cultivo regadas por acequia del periodo nazarí; todo bajo el marco de las empinadas laderas de la Sierra Parda, el trayecto discurre por rocas peridotitas, de origen ígneo y donde crece un vigoroso bosque de pinos resineros, y alguna zona de pinos de monterrey acompañado de palmitos, enebros, lentiscos, jaras y aulagas, pero como siempre las plantas se describen en el blog:
LAS PLANTAS DE MIS EXCURSIONES
La visita al Salto de La Rejía lo vamos a realizar en dos ocasiones y accediendo a ella por sitios diferentes. Utilizaremos para ello el PR-A 282 y el SL-A 239, la primera, circular y la segunda lineal.
En esta ocasión voy acompañado de Alberto Gómez y de algunos de los componentes del grupo “Senderismo por Málaga y Provincia”.
Para iniciar la ruta nos dirigimos hacia la población de Tolox, si salimos de Málaga tomaremos la A-357 Autovía del Guadalhorce, hasta la salida 48 donde tomaremos hacia Coín, antes de llegar haremos una paradita en la Venta Platero donde paramos a desayunar y en esta ocasión a hacer un poco de tiempo porque el día hoy a amanecido nublado y con una lluvia suave, las previsiones es que a lo largo de la mañana se despeje el día y si no daremos un paseo por el pueblo y para casa, aunque al final se cumplieron los pronósticos y pudimos hacer la ruta. Seguimos hacia Coín y tras pasar esta población tomamos por la A-366 hasta el cruce con la A-7250 y por esta llegamos a Tolox, una vez aquí seguimos los carteles indicativos del Balneario y cuando llegamos a él, dejamos el coche en los aparcamientos.
Nos pertrechamos y preparamos para caminar, hacemos algunas fotos del balneario y nos acercamos a los paneles informativos de las rutas que parten desde este punto, hacemos una rápida lectura y comentamos algunos pormenores. Comenzamos a caminar siguiendo la carretera hacia el campo de futbol, apenas 50 metros la abandonamos y tomamos una senda por la izquierda. Aunque antes de continuar nos acercamos al monumento de la cabra para hacernos unas fotos. Tras esto empezamos con la ruta propiamente dicho, a partí de aquí la senda empieza una subida larga y constante, aunque de un desnivel que podemos llevar bien, el camino en principio va zigzagueando, dejamos atrás varias intersecciones muy bien indicadas, y con forme vamos tomando altura, van apareciendo unas buenas vistas del pueblo.
Llegamos a la intersección 6, estamos en un carril, tomamos por la derecha, dejamos de subir, pero en apenas 200 metros dejamos este y volvemos con otro tramo de subida, antes dejamos atrás una zona con colmenas con cuidado. Volvemos con la subida, otro kilometro de caminata y 150 metros de desnivel que ponen a prueba a algunos de los acompañantes. Antes de terminar la subida tenemos unas buenas panorámicas, donde podemos ver nuestro objetivo que nos es otro que el Salto de La Rejía. Llegamos a la intersección 8 hacemos un alto para descansar y volver a reunir al grupo que viene un poco disperso, aquí se acaba la subida y nos unimos al Sendero de la Rejía que hace poco hicimos.
Ahora tomamos por la izquierda el sendero va recorriendo la falda de la montaña y a nuestra izquierda nos queda el cauce del río de los Caballos, del que vamos a recorrer toda su parte alta. Cruzaremos primero el arroyo del Sapo y el del Palmarejo después. Una vez que pasamos este ultimo arroyo y tras una pequeña subida llegamos a un poste direccional (intersección 8), a nuestra derecha sigue el Sendero de la Rejía, y nosotros tomamos por la izquierda seguimos las indicaciones del Sendero de las Cascadas, pasamos por una zona de pinar donde podemos ver los pinos de Monterey y atravesamos varias vaguadas que tras las intensas lluvias llevan un buen caudal de agua y forma bonitos saltos. Llegamos al pequeño puerto, estamos en el Collado de la Machoruela y gracias a la ausencia de vegetación arbórea podremos divisar hermosas vistas del Salto de la Rejía, también vemos el curso alto del Arroyo de Los Caballos. Desde el Collado de La Machoruela el Sendero de las Cascadas continúa ahora bajando.
Tras un fuerte bajada de casi 100 metros de desnivel el camino gira de pronto hacia la derecha (oeste), la vereda se estrecha y llanea, caminamos entre buenos ejemplares de jaras pringosas en plenitud de floración, poco a poco vamos acercándonos a una de las cascadas que vamos a visitar, anteriormente hemos visto alguna pero desde lejos, pero ahora es diferente, la podemos disfrutar antes de llegar con unas buenas panorámicas, pero pasaremos por encima de ella. Llegamos al Arroyo de los Caballos, donde se forma este salto de unos 10/12 metros, antes de cruzar hacemos unas fotos y otras tras cruzarla, ambas fotos son espectaculares. Seguimos embusca de nuestro “premio gordo” antes dejamos atrás la intersección 10 con cuidado en este punto porque la senda casi se pierde. Cruzamos otro de los arroyo que baja buscando el Río de los Caballos y más adelante llegamos a la intersección 1, aquí giramos a la izquierda y bajamos hacia unos ejemplares de alcornoques, debajo de gran ejemplar el camino gira hacia la derecha y empezamos a tener unas buenas vistas de la gran cascada.
Empezamos a acelera el paso por la emoción que tenemos y tras un giro, prácticamente sin darnos cuenta nos topamos con ella, y ahí está, como dice la canción, aunque en eta ocasión es una magnifica cascada que esconde en realidad tres cascadas, en la más alta, las aguas de despeñan en una caída de sesenta y siete metros, el segundo salto es de veintiocho metros y el último de los tres de quince metros.
El camino nos hace pasar entre el segundo y tercer tramo, aunque nosotros vamos a hacer una larga parada en este punto para disfrutarla. Algunos han decidido darse un refrescante baño, aunque yo personalmente prefiero dármelo en el “segundo premio”, en la Charca de la Virgen que es nuestro próximo destino.
Con un poco de resignación dejamos este maravilloso lugar y continuamos con la ruta, pero ya he decidido que vuelvo la semana que viene, aunque cambiaré el sentido de la ruta.
Nada más dejar la cascada la vereda se convierte en carril, donde han hecho un pequeño mirador, desde el cual se divisa el salto en toda su plenitud. En el carril tenemos que ir atentos porque tenemos que dejarlo en una curva (intersección 12), en el filo del carril vemos un pequeño hito de piedra, este es el punto donde dejamos el carril y volvemos a la vereda que nos va a bajar en unos 800 metros al mismo cauce del Río de los Caballos, antes de llegar a él, vamos a poder disfrutar de un par de panorámicas del Charco de la Virgen.
Una vez abajo, en el río, nos topamos con un poste direccional, a nuestra izquierda el charco y Tolox a la derecha, sin dudarlo tomamos hacia la izquierda no podemos dejar de visitar este rincón de la sierra, son apenas 400 metros de ida, la vereda esta clara al principio, se pierde cuando nos hace cruzar al margen derecho pero tra volver a cruzar al izquierdo aparece de nuevo.
Llegamos al Charco de la Virgen, otra esplendida cascada de agua, aquí volvemos a parar y a disfrutar del entorno, hacemos unas fotos y algunos valientes se bañan en las frías agua, yo al final he sido más pudoroso y en esta ocasión no me baño, lo dejaré para próximas visitas.
Retornamos al poste direccional y continuamos la ruta, cruzamos el río por una empalizada y llegamos a una antigua zona de cultivo, porque apreciamos como se han hecho algunas terrazas. Un poco más adelante encontramos unas parcelas que aún se cultivan. La senda se convierte en carril y avanzamos por el, cruzamos en pvarias ocasiones el cauce de río, y pasamos por una fuente, seguimos el camino y vamos pendiente de río, pasamos cerca de un azud que forma otra de las bonitas cascadas, aunque en este caso sea artificial.
Llegamos a la intersección 17, aquí el Sendero de las cascada sigue por el carril a la izquierda, nosotros vamos a seguir de frente por el Sendero del Charco de la Virgen, pero tenemos otra opción que es seguir por una vereda que sale a nuestra derecha, pero esto te lo cuento en la ruta de la semana que viene.
Seguimos el camino que poco a poco nos acerca al balneario, donde dejamos el coche, antes de llegar tendremos que cruzar el río un par de veces más por unas pasarelas de madera, hasta que llegamos al la zona trasera del balneario y desde aquí a los aparcamientos.
Al final ha sido una ruta circular de unos 11 kilómetros.