sábado, 3 de noviembre de 2018

Mí guía de las Sierras de Cazorla, Segura y Las Villas.

Mí guía por las Sierras de Cazorla, Segura y las Villas.

   Que las sierras de Cazorla, Segura y las Villas son el Parque Natural más grande de España lo sabe todo el mundo. También que es un espacio lleno de vida, tranquilidad y armonía. Pero hay otras cosas que quizá no sepas, como que fue uno de los primeros Parques Naturales de Andalucía, o que durante un tiempo estuvo declarado Provincia Marítima.
   Puede que te choque al tratarse de un espacio de interior. Pero lo cierto es que en Cazorla, Segura y las Villas el agua está por todas partes. Entre sus escarpados picos y profundos bosques se abren paso dos de los ríos más importantes de la península, el Guadalquivir y el Segura. Y en torno a ellos todos sus afluentes, cascadas y embalses.
   Las opciones para disfrutar del parque son muchas. El senderismo te permitirá observar a la flora y la fauna salvaje. Las grandes rapaces, como águilas reales o buitres leonados, sobrevolando los roquedos. O los ciervos y gamos en sus bosques. Así como alguna de las especies más significativas del lugar, como la lagartija colilarga o de Valverde.
    También hay lugar para la historia; pues entre esta espléndida naturaleza han dejado su huella muchas civilizaciones. Íberos, romanos o árabes pasaron por aquí, y puedes encontrar vestigios de su pasado en los pueblos de Cazorla, La Iruela y Hornos de Segura, entre otros.
   Pero sobre todo, como decíamos, esta es la Sierra del Agua. Hacer senderismo junto al río Borosa, practicar rafting en el Guadalquivir, “barrancar” la espectacular Cerrada del Utrero o navegar por el mayor embalse de la provincia, El Tranco, son solo algunas de las posibilidades que te marcaremos en este itinerario por el Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas.
    Vamos a comenzar por el principio, y lo primero es donde alojarse, yo recomiendo que busquemos un alojamiento dentro del parque, yo he estado alojado en varios sitios; desde el Camping Puente de las Herrerias, en Vadillo-Castril, en algunas casas de Arroyo Frio, en los Apartamentos Montepiedra unos kilómetros más adelante, en el Camping los Llanos de Arance y en los Apartamentos Mesias Leiva, en Segura de la Sierra.
   Para mi gusto siempre han estado dentro de una buena relación calidad-precio, pero como es muy abundante la oferta os dejo a vuestra elección esa decisión y no recomendaré ninguna opción. Pero si os dejo un enlace de alojamientos:


    El orden que he querido establecer en estas rutas, es el de importancia, según mi modesto criterio, así, al final de tú viaje seguro que has conseguido ver lo que a mi parecer, es lo mas destacado del parque.

Día 1

   Llegas al pueblo de Cazorla por la mañana. Esta será tu entrada al Parque Natural de Cazorla, Segura y las Villas, donde pasareis unos días de aventura, diversión y naturaleza pura. Pero antes, merece la pena dedicar un día, o al menos unas horas, a pasear por las estrechas calles de este pueblo, visitar sus monumentos y degustar su gastronomía (obligatorio probar el rinrán).
Balcón de Zabaleta

  Para comenzar tu visita por el pueblo nos situaremos en la Plaza de La Constitución y nos adentraremos por calle Dr. Muñoz hacia la Plaza de la Corredera, desde aquí nos dirigiremos hacia el Balcón de Zabaleta, situado en la calle que une la plaza donde estamos con la Plaza Vieja, desde este punto las vistas que se contemplan, ¡Son realmente impresionantes!.
Tras bajar por la Calle José Salcedo Cano llegamos a la Plaza de Santa María, conocida como “Plaza Vieja”, donde se encuentra la Oficina de Turismo (9:30-13:30 y 16:00-20:00) justo en la torre de las ruinas de la Iglesia Mayor de Santa María. Esta iglesia, además de que sufrió varios contratiempos en su historia (incendios, inundaciones…), nunca llegó a terminarse.

Río Cerezuelo
   Para que te lo expliquen todo, lo mejor es que reserves la visita guiada Ruina de la Iglesia de Santa María y Bóveda sobre el Río Cerezuelo. Esta bóveda que encañona el río Cerezuelo, está justo bajo el centro de la iglesia. ¡Como lo oyes! Una iglesia construida sobre un río. Otra más de las sorpresas de este ambicioso proyecto inacabado del Renacimiento.
   Una vez acabada está visita nos podemos dirigir hacia el
Castillo de La Yedra, donde se encuentra el Museo de Artes y Costumbres Populares del Alto Guadalquivir. La entrada es gratis y está abierto de martes a sábados, de 9:00 a 20:00.
  Antes de dar por finalizada la visita de este encantador pueblo podemos degustar unas buenas tapas en uno de los muchos lugares que hay.

Ruinas de Santa María

   Volvemos al coche y continuamos hacia la sierra, merece la pena volver a hace una parada en el pueblo vecino de La Iruela, para ver el Castillode La Iruela, que fue sede de la orden de los templarios. Junto a él también hay un pequeño anfiteatro y las ruinas de la Iglesia de Santo Domingo. El conjunto abre todos los días del año, de 10:00 a 20:00, y se visita por solo 1€.
   Seguimos por la carretera de la sierra A-319, en el Puerto de la Palomas podemos parar para subir al Mirador del Paso del Aire o seguir un poco más adelante y parar en el Mirador de Las Palomas desde el cual podemos ver todo el valle por donde va el Río Guadalquivir. Es realmente espectacular. A la derecha, verás el Pico de Cabañas, Los Poyos de la Mesa, la ruta de la Cerrada del Utrero con la Cola de Caballo y a la izquierda el Pico Yelmo ya en Sierra de Segura. E l pueblo que vemos abajo es Arroyo Frio. A partir de aquí nos dirigiremos hacia el alojamiento que hallamos contratado.

Día 2

   Para comenzar el día nos dirigiremos hacia el Centro de Visitantes de la Torre del Vinagre (km 48 de la carretera A-319. Aquí se encuentra el Centrode Interpretación y Museo de Caza y justo enfrente el Jardín Botánico.. Ambos son gratuitos y si queréis informaros de los horarios solo tenéis que pinchar en el enlace.
Yo estas visitas os la recomiendo para la tarde, a primera hora haría la ruta del Río Borosa, que sin dudar es la ruta la excursión más bella y clásica de cuantas podemos realizar, por ello no nos tiene que extrañar que sea muy frecuentada.
Desde el centro de visitantes giraremos a la derecha cruzando el Río Guadalquivir para alcanzar a 1,5 km el aparcamiento del Centrode Interpretación Fluvial del Río Borosa (también se puede visitar como los anteriores), donde estacionaremos nuestro vehículo. Sí el número de visitantes es escaso, podremos aparcar más alla de la piscifactoría, justo al inicio de la pista cerrada por una cadena por la que hemos de comenzar nuestra ruta a pie, tras el puente sobre el Borosa.
Por su longitud podemos dividirla en tres partes y así cada uno puede hacer la que más se adecue a su condición física:

  • Opción 1. Desde el principio hasta la Cerrada de Elías. (7 km. ida y vuelta, aproximadamente).
  • Opción 2. Hasta la Central Eléctrica de Los Órganos. (14 km. ida y vuelta, aproximadamente).
  • Opción 3. Hasta La Laguna de Valdeazores y el Nacimiento de Aguas Negras. (22 Km. ida y vuelta, aproximadamente).

Descripción de la ruta:

Comenzamos la ruta por la pista tras cruzar la cadena. A la derecha tenemos el Charco de la Cuna. 

Charco de la Cuna
En la primera parte de la ruta iremos prácticamente llaneando por un ancho carril cerrado al tránsito rodado (aunque hay vehículos de empresas con permiso de paso). Primeramente pasaremos por la Fuente de Los Astilleros. A unos 15 minutos de marcha, pasaremos por el llamado Charco de Gracea, donde desemboca el caudaloso Arroyo de las Truchas. Seguimos avanzando por nuestra pista y llegamos al Puente de los Caracolillos, tras cruzar el puente seguimos paralelos al río, dejando a la derecha una pista que sube al Área Recreativa de Linarejos que visitaremos otro día y desde otro punto de partida. Nosotros proseguimos por la izquierda, no sin antes contemplar el espectacular pliegue anticlinal que se encuentra en la orilla opuesta. Continuamos y no mucho tiempo después, llegamos al Vado Rosales. Cruce dónde dejamos la pista para coger a la derecha una senda que discurre paralela al río entre encimas, madroños y bojes, y nos conducirá en algo más de 5 minutos a la Cerrada de Elías. Esta es un encajonamiento natural del río por la que transcurre una antigua senda de pescadores de gran riqueza geológica y vegetal, que apenas tiene 2 m. de separación y en cuyas paredes podemos observar una planta carnívora, la grasilla (Pinguicula vallisnetiifolia), que es una especie protegida.

En tres ocasiones cruzaremos el río y justo antes de la pasarela encontramos un par de fuentes. Tras cruzar el tercer puente estamos justo a la entrada de lo que sin dudar es uno de los grandes espectáculos que esta soberbia excursión nos deparará. 

Cerrada de Elías
   Los pocos metros de anchura de esta garganta obligarón a la construcción de unas pasarelas de madera que facilitan el tránsito por este bello entorno. Casi sin darnos cuenta, atravesamos la cerrada y seguimos por la vereda que nuevamente nos conduce a la pista. Aquí acaba la opción 1 y daremos por finalizada la ruta los aficionados menos expertos.





Sí quieres descargar el track pincha en el siguiente enlace:


  Sí queremos seguir un poco más, haremos la opción 2, para ello seguiremos caminado por la pista, comenzamos a subir un poco, hasta ahora las cuestas han brillado por su ausencia, tras un repecho, el río se encaja en otra cerrada. Superada la garganta el carril comienza a descender, dejando a la derecha una fuente y llegando al sereno lugar de Huelga Nidillo (antiguas huertas). Sin apenas subir desde este punto, llegamos al final de la pista en la Central Eléctrica de Los Órganos donde daremos por finalizada la 2ºopción.
   Si optamos por continuar hasta la laguna de Valdeazores el sendero se inicia junto a la valla de la central por donde tendremos que ascender los 365 metros de desnivel que nos restan. Comienza ahora la parte más espectacular de la ruta que nos conducirá hacia el Picón del Haza. El Río Borosa va por nuestra derecha y se va sucediendo varias cascadas, aunque la mayoría están muy encajonadas y poco visibles. Un poco más arriba, porlos tajos del Picón del Haza salta a nuestra izquierda una gran cascada, de 170 m. Pero debido a que el caudal no es permanente es aconsejable visitarla en primavera.
    Seguimos con la ascensión y continúan las cascadas, muchas de ellas presentas cómodos miradores y una de ella ofrece, además de un notable salto, la que quizá sea la mayor poza de los ríos de parque. Cuando llegamos a las proximidades del último escalón que el Borosa se ve obligado a franquear, entre las paredes de la Lancha Pilatos y los tajos del Picón del Haza, el río despliega la mayor de todas sus maravillas: el Salto de Los Órganos (unos 70 m.).
   A partir de aquí giramos y comenzamos a subir por el pedregal bajo los tajos hasta llegar a una barandilla de madera y nos acompañará hasta situarnos en la entrada del túnel por donde circula la acequia que transporta el agua para la central.
Túnel
  El túnel posee unos respiraderos, a modo de ventana, desde podremos contemplar esplendidas vistas. En esta travesía debido a la oscuridad es aconsejable utilizar una linterna. Una vez en la salida, el paisaje a cambiado, llaneamos un poco y atravesamos un segundo túnel, este más corto. Al salir ya vemos la presa del embalse de Aguas Negras.
Nacimiento de Aguas Negras


Justo al inicio del pantano a nuestra izquierda arranca el sendero que en unos 300 metros nos conduce al nacimiento del río donde brotan las aguas, de vuelta, cruzamos por encima de la presa y nos dirigiremos primero por el sendero y después por un carril, hacia la Laguna de Valdeazores. Una vez aquí, daremos por finalizada la ruta, aunque el carril continua hasta el Collado de Fuente Bermejo, donde un coche puede recogernos, sí previamente lo hemos concertado.
Embalse de Aguas Negras
Nota: Yo esta ruta la hice en sentido contrario desde El Collado de Fuente Bermejo hasta la Torre del Vinagre:

Día 3

Ruta por el Parque Cinegético Collado del Almendral

    En la ruta que propongo para hoy, seguro que los que más van a disfrutar son los niños, es una parara obligatoria para los que viajan con peques. Estoy hablando del Parque Cinegético y Refugio de Fauna Silvestre “Collado del Almendral”. Podemos realizar dos actividades diferenciadas;la primera es la observación de animales y la segunda el sendero de subida al Collado del Almendral. El problema es que ambas visita obligatoriamente van unidas, la primera hay que hacerla guiada en tren turístico, cosa por otra parte que no me parece mal, pero otra cosa es visitar los miradores y la subida al Collado del Almendral, esto sí me parece que no es de recibo, pasar por caja para ver los miradores. Bueno dejaremos la polémica aparte.

   Nos dirigimos hacia el km 28 de la A-319, aquí se encuentra el Cortijo Aguadero que era la antigua Casa Forestal, dejaremos el coche en el parking, pasaremos por taquilla y tomaremos el tren turístico, el camino se dirige hacia el sur, donde haremos una primera parada para ver las cabras hispánicas, tras una pequeña parada donde se nos habla de estos animales, continuamos en el tren ahora vamos girando hacia el norte, cuando llegamos a un pequeño llano volvemos a parar, aquí se nos acercan venados, gamos y muflones. La verdad es que los críos que nos acompaña se están divirtiendo y los que nos somos tan críos también, aunque mi objetivo es otro.
Con los ciervos
   Seguimos en el tren que sigue dando la vuelta al cerro y una vez que llegamos a las proximidades de la carretera A-319, volvemos a parar y nos indica que aquí nos podemos quedar los que estamos interesados en subir a los miradores.
   Antiguamente nosotros entrabamos por aquí para hacer la ruta, pero ahora ..., ya lo he comentado antes.
   
Mirador del Castillo
 
Iniciamos esta pequeña ruta de 3 km, ida y vuelta, el camino va por el carril que va subiendo entre bellos pinares, y algunas esculturas de madera que nos acompañarán hasta el final, al poco, llegamos a la Fuente del Castillo y frente a ella, el Mirador del Castillo, desde donde podremos contemplar unos bellos paisajes del Pantano del Tranco de Béas, enfrente tenemos la islas Cabeza de la Viña y si nos fijamos a la derecha, entre ésta y nosotros, en un pequeño cerro podemos ver, entre la vegetación, las ruinas del Castillo de Bujaraiza. 

Castillo de Bujaraiza:
Según la toponimia, el nombre de Bujaraiza designa un castillo o fortificación aislada, carente de núcleo de población. El castillo se localiza en el municipio de Hornos de Segura, enclavado en el interior del término municipal de Santiago-Pontones. Se sitúa sobre una colina de unos 647 m de altitud, que sobresale en la ladera sur del cerro Cabeza de la Viña (948 m). La colina se emplaza dentro del embalse del Tranco de Beas, por cuyas aguas queda aislada cuando éste se encuentra a su máxima capacidad.
Los restos que se conservan actualmente corresponden a un recinto amurallado de los siglos XI-XII, con distintas fases constructivas, de planta poligonal, del que se mantienen en pie, parcialmente, tres de sus lados. En uno de ellos, el mejor conservado, se localiza una torre, que mantiene tres plantas . La torre podría ser un elemento previo al recinto murado.
Este castillo, junto con la torre de Bujarcaiz, tenía como función la vigilancia y el control de los caminos que discurrían por el fondo de valle, en especial el conocido como Collado de los Almendros de Cazorla.


   Continuamos nuestro paseo para llegar al Mirador de la Hoya, antes este era el lugar donde podíamos ver los animales, seguimos, llegamos a una bifurcación, tomamos por la izquierda hacia el Mirador de las Animas desde aquí tenemos buenas vistas de la zona sur del parque y de la cola del pantano, ademas, se puede disfrutar de una exposición de aves rapaces.
En el Mirador del Collado del Almendral
 
Volvemos al cruce anterior y seguimos subiendo por el sendero que asciende hasta el Collado del Almendral, llegando a la cima nos encontramos un mirador desde el que podemos ver una buena panorámica de la zona norte, seguimos hacia la caseta de vigilancia y un poco más adelante tenemos otro mirador desde el que tenemos las vistas de la zona sur. El camino de vuelta es el mismo que hemos traído desde que nos dejos el tren y desde ese punto tomamos por la izquierda y en unos 200 metros llegamos al aparcamiento.
   Retomamos el coche y continuamos nuestras visitas de hoy, apenas llevamos 900 metros y nos encontramos el Mirador de Feliz Rodríguez de la Fuente, desde él, tenemos unas buenas vistas de la Isla Cabeza de la Viña y del Castillo de Bujaraiza. A unos 4 km. más adelante, una vez pasada la Zona de Acampada Controlada La Huerta Vieja tenemos otros de esos pequeños rincones que se esconde en el parque, se trata de una pequeña cascada que se forma en la Cañada del Arroyo del Fraile, para verla dejamos el coche enfrente de la Fuente del Fraile y retrocedemos un poco hasta llega al puente sobre la carretera, la cascada esta a la derecha del sentido que traíamos en el coche.
Charca de la Pringue
   Seguiremos en el coche 10 kilómetros más hasta llegar a la mismísima presa del Embalse del Tranco de Béas, la cruzaremos con el coche y una vez en el otro lado podemos parar para verla con detenimiento. Cogemos nuevamente el coche y seguimos por la carretera A-6202 dirección Villanueva del Arzobispo, aunque nuestro destino esta a tan solo 6,5 kilómetros desde el cruce y se trata del Charco del Aceite o Charca de la Pringe, según se consulte. En este lugar podemos parar para hacer un descanso y comer porque dispone de mesas y bancos, sí vamos en verano ademas podemos disfrutar del chiringuito y un muy refrescante baño.
   La jornada de hoy la vamos a terminar con un paseo en barco solar por El Tranco, para disfrutar del paseo retornaremos al embalse y tomaremos de nuevo la A-319 pero en dirección Cortijos Nuevo y a 600 metros tenemos el Centro de Ocio El Tranco, donde además podemos hacer otras actividades acuáticas. Con el barco solar podemos hacer dos rutas diferentes una hacia el norte que nos aproxima hacia Hornos y otra que nos acerca a la zona sur hacia Bujaraiza.
   Tras estos paseos relajantes damos por terminada la jornada.

Si quieres descargar los track.:



Día 4


Ruta Cerrada del Utrero - Arroyo Linarejos - Puente de las Herrerias.
   Hoy vamos a dedicar el día a hacer dos rutas que podemos unir, la transición entre una y otra la podemos hacer bien en coche o a pie; la primera de las rutas por su longitud, apenas 2 kilómetros, su buen camino, excelentemente señalizado y protegido con barandillas en los lugares más peligroso, hace que sea una de las rutas mas realizadas del parque y apta para todos los públicos. La segunda de las rutas, constituye un disfrute por la maravillosa combinación de agua, cascadas, pozas y vegetación, también como la primera, tiene una longitud de unos 2 kilómetros, transcurre por un fácil camino, aunque al contrario que la primera, tenemos que tener mucha precaución al final de la ruta nos encontramos con una balconada natural sin barandillas, que cae verticalmente sobre la Cerrada del Utrero.
   Para comenzar la ruta tenemos que dirigirnos hacia el puente que hay sobre el Río Guadalquivir en las proximidades de Vadillo-Castril. Tanto si venimos desde la zona de Cazorla como si venimos de la de Arroyo Frío tenemos que llegar al cruce conocido como Empalme del Valle que se sitúa entre los kilómetro 31-32 de la A-319 donde tomaremos por la JF-7092, dejaremos atrás los desvíos hacia el Parador Nacional El Adelantado y hacia Vadillo-Castril, a pocos metros tras este ultimo cruce se encuentra a nuestra izquierda un chiringuito y un poco mas adelante está muestro destino, por lo que dejar el coche aquí es una buena decisión.

Descripción de la ruta:

   Una vez que dejamos el coche aparcado nos dirigiremos hacia una caseta que hay a la derecha, antiguamente era para los vigilante de control de Vadillo, actualmente es el Punto de información Cerrada del Utrero, y justo enfrente comienza el sendero.
   Comenzamos ascendiendo suavemente un centenar de metros, paralelo al Río Guadalquivir, que vemos varios metros bajo nosotros, con cuidado avanzamos por un terreno lleno de rocas talladas por la erosión del agua conocido como lapiaz, aquí llamado lanchares, tras un repecho, el camino desciende en busca del Embalse del Utrero, el agua del río rebosa por encima del muro y forma una bonita cascada. Esta infraestructura permite, a través de una tubería, precipitar el agua kilómetros abajo hacia la Central hidroeléctrica del Valle, hoy abandonada.
Embalse del Utrero
   La cerrada se abre, y llegamos a un mirador desde donde contemplaremos en épocas de lluvias una gran cascada denominada Cola de Caballo, que se forma por la precipitación de las aguas del Arroyo de Linarejos, que cae a una bonita poza. En estiaje o simplemente con menos caudal, el agua se cuela por unos recovecos y sale mas abajo. Si queremos acercarnos a verla más de cerca tendremos que cruzar el río, un poco después de la presa.
Prosiguiendo con nuestro camino, seguimos dándole la vuelta a esta enorme muela que constituye el Cerro de El Lanchón, el sendero continua subiendo moderadamente hasta que llegamos al Mirador del Valle, construido en piedra, nos ofrece una magnifica panorámica del Valle del Guadalquivir. Así como el Picos de los Pinos y el Cerro de los Atajadores.
Mirador del Valle
   A unos 250 metros del mirador parte un sendero que nos baja a la central hidroeléctrica y poco después, el camino se bifurca nosotros tomamos a la izquierda hacia el chiringuito, donde ahora sí podemos hacer una parada para refrescarnos por dentro, antes de continuar.

Nota: Si queremos hacerla un poco más suave, podemos hacerla a la inversa de como la he descrito. El track que dejo está en este sentido de las agujas del reloj.

  Ahora nosotros tomamos el coche para continuar, aunque podemos seguir andando y hacerla a pie aunque son unos 4 kilómetros más. Cruzaremos el puente, tomamos a la izquierda siguiendo por la JF-7091 en el cruce, unos metros mas y si vamos andando tomaremos la izquierda por un carril que sube por el bosque haciendo una trocha a la carretera, nosotros seguimos con el coche hasta llegar, unos 2 kilómetros desde el kiosko, al carril de entrada al Área Recreativa de Linarejos.
   Bajamos por el carril, hasta llegar a la zona de aparcamientos, dejamos el coche y nos dirigimos hacia el pórtico, pasamos bajo él, y entramos en una bonita chopera, esta zona antiguamente se dedicaba al campamento de Linarejos. Pasamos juntos a unos viejos cerezos y el camino poco a poco nos va cercando al arroyo que lo tenemos a nuestra izquierda. Encontramos algunas señales que nos indican el camino, llegamos a una pequeña subida y nos alejamos de arroyo, a partir de aquí transitaremos entre el pedregal, aunque enseguida s a a las primera de las pozas donde podemos darnos un baño, unos metros más adelante llegamos a la segunda, algo más espectacular y otros metros más y llegamos a la fantastica balconada, el Cerro de El Lanchón ocupa el centro del escenario y bajo nuestros pies 200 metros abajo encontramos el Río Guadalquivir, en su transición por la Cerrada del Utrero.
   Antes de dar la vuelta bajamos por nuestra izquierda en busca del arroyo para ver la última de las pozas que forma antes de desaparecer en épocas de poco caudal o de precipitarse en la de abundantes lluvias.
   Para dar por finalizado el día, retornamos al coche, lo cogemos y regresamos hacia el puente en cruce con la JF-7092 tomamos a la izquierda y tras unos tres kilómetros llegamos al Puente de las Herrerias, donde podemos hacer una ultima visita al afamado puente que según cuenta la leyenda se construyo en una sola noche cuando la Reina Isabel La Católica iba hacia Granada. En esta zona también tenemos una zona donde encontramos bancos y mesas así como una pequeña zona de baño.
Puente de Las Herrerias

Con esto damos por finalizado el día.

Día 5

   Hoy nos vamos acercarnos a Coto Ríos, en pleno centro del Valle del Guadalquivir y por lo tanto de la sierra es una pedanía del municipio de Santiago-Pontones, se creo a causa de las obras del Embalse del Tranco de Beas, para los pobladores de la aldea de Bujaraiza que fue desahuciada.
  Nuestro primer destinos es el Arroyo del Membrillo o del Zarzalar se encuentra un kilómetros antes, aunque vamos a realizar dos etapas:

   En la primera etapa vamos a recorrer el cauce alto del arroyo.
Dejaremos el coche aparcado junto al Hotel Mirasierra. y comenzaremos a caminar por el carril que se adentra en el bosque, dirección oeste, a los pocos metros giramos a la derecha, el primer kilómetro se hace duro por la fuerte pendiente aunque más tarde se suaviza, vamos en dirección al Cortijo de Zarzalar.
Un poco antes de acabar el carril, a la derecha, ya podemos ver el cortijo y el prado que hay justo detrás de él que es nuestro destino. Llevamos unos 3 kilómetro, cunado comenzamos a bajar al prado por la senda que hay justo cuando se acaba el carril y que en unos cuanto zigzag nos lleva a pie del arroyo, al frente tenemos dos pasarelas muy rusticas de madera para dirigirnos al cortijo pero nosotros tomamos una senda a la izquierda justo antes de las pasarelas que nos conducirá por la parte izquierda del arroyo, cuando nos topamos de frente con un cercado cruzamos a la parte derecha del arroyo.
Cascada del Arroyo Zarzalar
Continuamos andando nos encontramos que el arroyo se divide y a nuestra derecha surge el Arroyo Zarzalar Alto, subimos unos cientos de metros por él y vamos descubriendo pequeñas posas de aguas cristalinas que se derraman de una a otra en cascaditas que nos invitan a darnos un baño aunque este lo tengo reservado para el punto final de la excursión.
   Retornamos al Arroyo del Membrillo que dejamos en la bifurcación y continuamos por él, el final está cerca pero muy escondido tenemos que meternos en el agua y con dificultad avanzar entre la maleza, seguimos hasta que aparece ante nuestro ojos eso que íbamos buscando y que yo sabía que estaba allí desde hace 30 años que subí aunque en aquella ocasión lo hice desde la Olla de Membrillo por una senda que sube.
   La cascada tiene al menos unos 12 metros de altura y darse una ducha bajo ella es de lo más bello del mundo.
Enlace de la primera etapa:





    En la segunda etapa vamos a buscar “La Olla” una bonita poza que ha formado el arroyo y que es un popular sitio de baño tanto para los lugareños como para los visitantes.
  El coche lo podemos dejar junto al Hotel Mirasierra o si queremos acercarnos para ver si tenemos suerte y hay sitio par aparcarlo justo en el puente que hay un kilómetro más adelante. En este punto tomamos el carril que en unos 150 m nos lleva al Arroyo del Membrillo, estamos en una balsa de agua que se ha formado por el azud que sirve para retener las tierras y que cuando se desborda el agua forma una catarata artificial, pero bueno lo que nos interesa está subiendo por la cerrada que forma el arroyo de ahí su otro nombre “La Cerrá”, debemos subir por la parte izquierda teniendo mucho cuidado debido a lo resbaladizo de la piedra aunque en algunos sitios han puesto cuerdas para ayudar a pasar, seguimos y justo antes de llegar hay un trozo donde tenemos que meternos en el rio hasta el cuello o nadar un par de metros y después de todas esta peripecias nos encontramos con La Olla del Membrillo, una poza escavada en la piedra casi circular de unos 5 ó 6 metros de diámetros donde el agua cae desde unos 3 metros de altura con gran virulencia a pesar de la época estival.
La Olla
   La bajada la hacemos por el arroyo aprovechando que un grupo de chicos/as de un campamento cercano habían instalado una maroma desde La Olla hasta la balsa de abajo para realizar más que descenso de cañones un buen descenso de “arroying”.
    Enlace de la segunda etapa:




Otras rutas:
Como he tenido el privilegio de ir varios años, con los alumnos/as del colegio, de viaje de estudios al Complejo Turístico Puente de Las Herrerias, he tenido la oportunidad de realizar varias excursiones de media jornadas, partiendo siempre desde el Camping, aquí dejo los enlaces de esas rutas:









   Como es mi intención seguir paseando por esta sierra, dejo la guía sin finalizar, para ir añadiendo todos esos rincones que hay para descubrir.

viernes, 2 de noviembre de 2018

Ruta Cerrada del Utrero - Arroyo Linarejos - Puente de las Herrerias

Inicio de ruta

Mirador del Valle

Embalse del Utrero

Puente de Las Herrerias



Powered by Wikiloc

Descargar track




Ruta Cerrada del Utrero - Arroyo Linarejos - Puente de las Herrerias.


   Hoy vamos a dedicar el día a hacer dos rutas que podemos unir, la transición entre una y otra la podemos hacer bien en coche o a pie; la primera de las rutas por su longitud, apenas 2 kilómetros, su buen camino, excelentemente señalizado y protegido con barandillas en los lugares más peligroso, hace que sea una de las rutas mas realizadas del parque y apta para todos los públicos. La segunda de las rutas, constituye un disfrute por la maravillosa combinación de agua, cascadas, pozas y vegetación, también como la primera, tiene una longitud de unos 2 kilómetros, transcurre por un fácil camino, aunque al contrario que la primera, tenemos que tener mucha precaución al final de la ruta nos encontramos con una balconada natural sin barandillas, que cae verticalmente sobre la Cerrada del Utrero.
    Para comenzar la ruta tenemos que dirigirnos hacia el puente que hay sobre el Río Guadalquivir en las proximidades de Vadillo-Castril. Tanto si venimos desde la zona de Cazorla como si venimos de la de Arroyo Frío tenemos que llegar al cruce conocido como Empalme del Valle que se sitúa entre los kilómetro 31-32 de la A-319 donde tomaremos por la JF-7092, dejaremos atrás los desvíos hacia el Parador Nacional El Adelantado y hacia Vadillo-Castril, a pocos metros tras este ultimo cruce se encuentra a nuestra izquierda un chiringuito y un poco mas adelante está muestro destino, por lo que dejar el coche aquí es una buena decisión.

Descripción de la ruta:

    Una vez que dejamos el coche aparcado nos dirigiremos hacia una caseta que hay a la derecha, antiguamente era para los vigilante de control de Vadillo, actualmente es el Punto de información Cerrada del Utrero, y justo enfrente comienza el sendero. Pero en esta ocasión vamos hacer la ruta en sentido contrario, es decir, la realizaremos en sentido de las agujas del reloj, por lo que, este punto será por donde vendremos.
    Ahora nos dirigiremos hacia el kiosko-chiringuito, una vez en él a nuestra derecha tenemos unos carteles de información y detrás un carril que nos sube entre pinos, hacia un pequeño puerto, que será la zona más alta de este tramo. Tomamos por la derecha y comenzamos a descender, a la izquierda aparece una vereda que nos conduce hacia la Central Hidroeléctrica del Valle y unos 250 metros más adelante encontramos el Mirador del Valle, construido en piedra, nos ofrece una magnifica panorámica del Valle del Guadalquivir. Así como el Picos de los Pinos y el Cerro de los Atajadores.
   El sendero continua bajando moderadamente vamos dándole la vuelta a esta enorme muela que constituye el Cerro de El Lanchón, pasamos bajo los enormes farallones y llegamos a un mirador desde donde contemplaremos en épocas de lluvias una gran cascada denominada Cola de Caballo, que se forma por la precipitación de las aguas del Arroyo de Linarejos, que cae a una bonita poza. En estiaje o simplemente con menos caudal, el agua se cuela por unos recovecos y sale mas abajo. Si queremos acercarnos a verla más de cerca tendremos que cruzar el río, un poco antes de la presa. Esta infraestructura permite, a través de una tubería, precipitar el agua kilómetros abajo hacia la Central Hidroeléctrica del Valle, hoy abandonada.
    El camino asciende por el Embalse del Utrero, el agua del río rebosa por encima del muro y forma una bonita cascada. Seguimos subiendo con cuidado avanzamos por un terreno lleno de rocas talladas por la erosión del agua conocido como lapiaz, aquí llamado lanchares, seguimos descendiendo suavemente un centenar de metros, paralelo al Río Guadalquivir, que vemos varios metros bajo nosotros hasta llega a la carretera, punto final de nuestro primer tramo.

Nota: Esta ruta esta descrita “oficialmente” siempre a la inversa de como la he descrito.

  Ahora nosotros tomamos el coche para continuar, aunque podemos seguir andando y hacerla a pie aunque son unos 4 kilómetros más. Cruzaremos el puente, tomamos a la izquierda siguiendo por la JF-7091 en el cruce, unos metros mas y si vamos andando tomaremos la izquierda por un carril que sube por el bosque haciendo una trocha a la carretera, nosotros seguimos con el coche hasta llegar, unos 2 kilómetros desde el kiosko, al carril de entrada al Área Recreativa de Linarejos.
   Bajamos por el carril, hasta llegar a la zona de aparcamientos, dejamos el coche y nos dirigimos hacia el pórtico, pasamos bajo él, y entramos en una bonita chopera, esta zona antiguamente se dedicaba al campamento de Linarejos. Pasamos juntos a unos viejos cerezos y el camino poco a poco nos va cercando al arroyo que lo tenemos a nuestra izquierda. Encontramos algunas señales que nos indican el camino, llegamos a una pequeña subida y nos alejamos de arroyo, a partir de aquí transitaremos entre el pedregal, aunque enseguida s a a las primera de las pozas donde podemos darnos un baño, unos metros más adelante llegamos a la segunda, algo más espectacular y otros metros más y llegamos a la fantastica balconada, el Cerro de El Lanchón ocupa el centro del escenario y bajo nuestros pies 200 metros abajo encontramos el Río Guadalquivir, en su transición por la Cerrada del Utrero.
   Antes de dar la vuelta bajamos por nuestra izquierda en busca del arroyo para ver la última de las pozas que forma antes de desaparecer en épocas de poco caudal o de precipitarse en la de abundantes lluvias.
   Para dar por finalizado el día, retornamos al coche, lo cogemos y regresamos hacia el puente en cruce con la JF-7092 tomamos a la izquierda y tras unos tres kilómetros llegamos al Puente de las Herrerias, donde podemos hacer una ultima visita al afamado puente que según cuenta la leyenda se construyo en una sola noche cuando la Reina Isabel La Católica iba hacia Granada. En esta zona también tenemos una zona donde encontramos bancos y mesas así como una pequeña zona de baño.
Con esto damos por finalizado el día.