sábado, 14 de enero de 2012

Subida al Camorro de la Siete Mesas desde La Escaleruela (Torcal de Antequera)



En el hito
Subiendo por la calzada de La Escaleruela


















Estaba en el colegio cuando hablando con Eduardo me propuso la ruta de hoy, ya la habíamos hecho en octubre del año 2003, aunque  él creía que la ruta la habíamos comenzado en el Cortijo del  Navazo pero consulte en mis archivos y confirme que en esa ocasión la habíamos realizado subiendo por el Puerto de La Escaleruela.


El objetivo de la ruta era visitar la parte más profunda y más desconocida del ParajeNatural del Torcal de Antequera.

Llamamos a Juan de Dios y aunque ya él sospechaba lo que nos íbamos a encontrar, decidimos  hacerla.

Nos dirigimos hacia Antequera y desayunamos en el Bar Plata junto a la Plaza de Toros, unos buenos tejeringos y desde aquí tomamos la carretera del  Valle de Abdalajis por la A-343 justo  pasado  el cruce con la A-7075 nos encontramos un cartel de madera que nos informa que por el carril de la izquierda podemos ir a la Ruta de La Escaleruela pero cuidado a unos metros nos vamos a encontrar una valla que nos impedirá el paso del  coche, pero si continuamos por la carretera en menos de un kilómetro nos vamos a encontrar otro cartel como el anterior y en esta ocasión si nos conducirá en coche sin problema hasta el punto de inicio de la ruta.

Dejamos el coche al final del carril y ya tenemos claro que el día no es el más propicio para realizar esta ruta debido a que la niebla está por debajo del puerto, a la altura de La Peña de La Comedianta (llamada así porque la leyenda habla que una cómica se despeño por aquí cuando este era el camino hacia Málaga).

La senda está muy clara como va ascendiendo en zigzag con una anchura que nos recuerda que por aquí podían pasar los carruajes de siglos pasados. Vamos acompañados por otros aficionados/as, unos van hacia La Vía Ferrata y otros intentarán la subida al Camorro, como la pareja cordobesa que después de intercambiarnos las tarjetas de las respectivas páginas web siendo la de ellos ARISTASUR.COM.

Una vez hemos alcanzado el puerto lo vemos peor o mejor dicho no vemos más allá de unos 10 metros debido a la niebla pero tenemos la esperanza que cuando valla avanzado el día se despeje, aunque Juande nos hace su reserva sobre esto.

Andamos unos 100 ó 200 m por el carril, sabemos que desde el carril a la izquierda al final de la primera llanura  o terreno de tierra,  va la senda  que se dirigen hacia nuestro objetivo “Las  siete mesas” damos varias vuelta buscándola, y cuando  encontramos  la señalamos con un gran hito antes de entrar en el pedregal, lo montamos a uno 50 metros del carril. Otra referencia que podemos tener es cuando lleguemos al gran acumulo de piedras  de la derecha del carril tomamos a la izquierda y al fondo de la zona de tierra se encuentra el hito que hemos fabricado, eso sí, si llegamos a la llanura donde se encuentra el abrevadero ya nos lo hemos pasado.

La senda al principio está clara pero cuidado no hay que confiarse estamos en camino traicionero y cualquier despiste nos puede ocasionar un serio problema y más en el día de hoy que como vengo diciendo no tenemos referencias visuales y además la temperatura es de 5° aunque con el viento que corre la sensación térmica es mucho más baja.

Continuamos por la senda aunque con mucha dificultad, la perdemos en varias ocasiones pero volvemos a encontrarla, el día ya no va mejorar son las 2 de la tarde y seguimos sin ver casi nada, sabemos que estamos ahí, muy  cerca de donde tenemos que desviarnos y tomar a la izquierda para subir a donde estaba el mástil ( máxima altura del Camorro de La Siete Mesas ó Meses, según sea el mapa que consultemos) pero en una de las reunificaciones tomamos la decisión que otro día será, que hoy ya está bien, no merece la pena seguir jugándonos nuestra integridad, aunque vamos preparados, hace frío, vemos muy poco,  llevamos muchos kilómetros andando por el lapiaz  y el terreno está resbaladizo debido a la humedad , lo mejor es dar la vuelta y volver otro día.
NOTA:  Ruego a los aficionados que tenga la máxima precaución con esta ruta debido a que es muy fácil perder la senda y perderse en estos parajes.