jueves, 30 de junio de 2016

Rutas de las Torres Vigías Costeras de Málaga (zona oriental): 5ª.- Etapa: Torre Moya (Benajarafe) - Torre del Jaral (Almayate)




Introducción:

Todo el litoral oriental de Málaga está jalonado de playas tranquilas y de  torres vigías que han sido durante siglos testigos mudos de la historia.
A través de este recorrido que yo voy a realizar en pequeñas etapas y en diferentes días quiero dar a conocer la decena de torres, que fueron fundamentales en la época más convulsa de nuestra historia. La mayoría  de estas atalayas se mantiene desde la época musulmana y otras fueron restauradas  o construidas bajo el mandato de los Reyes Católicos por la amenaza constante de los piratas en esta zona del litoral malagueño.
Son muchas las rutas que coinciden en este camino (Gran Senda de Málaga, Senda Litoral, GR 92, …) pero la ruta o rutas que yo voy a hacer y que quiero compartir tienen como atractivo que vamos, también, a hacer un viaje por la historia, las etapas son cortas aunque yo siempre las haré de ida y vuelta, solo voy a reflejar el trayecto de ida.
En cada etapa intentaré dar información detallada de cada una de ella, procuraré que no sea demasiada extensa para que no nos sature y así podamos disfrutar de otras cosas.
Durante estos paseos siempre acompañados por el azul mediterráneo visitaremos desde Málaga  con la Torre de las Palomas, Torre del Cantal y Torre de Benaglabón en el Rincón de la Victoria, la Torre del Chilches, la de Moya en Benajarafe, Torre  del Jaral y Manganeta en Almayate y Torre del Mar, Torreladeada y Derecha en Algarrobo, la Atalaya del Morche, la de Calaceite, la Torre de Maro y finalmente la Torre La Caleta y Cerro Gordo ya en Granada.

Más información:




5ª.- Etapa: Torre Moya (Benajarafe) - Torre del Jaral (Almayate)



Torre Moya (Benajarafe)

Castillo del Marqués
Castillo del Marqués

Torre del Jaral (Almayate)





















Powered by Wikiloc
Como llegar
Descargar track


5ª.- Etapa: Torre Moya (Benajarafe) - Torre del Jaral (Almayate)
Esta etapa aunque la publico con diferente fecha, la realicé el mismo día que hice la 4ª, pero tras haber publicado esta, hablé con mi amiga Lourdes de Benajarafe y me aporta un dato que me parece muy interesante y que me ha hecho investigar sobre el tema.
A principio del siglo XX la Torre Moya tuvo un inquilino muy prestigioso, nada más y nada menos que el ilustre poeta malagueño Salvador Rueda Santos paso una temporada viviendo en esta torre y donde compuso alguno de sus poemas. Él mismo definió así aquella privilegiada  estancia:
“Vivo ocho casa al par                                                               
pues fija en alto el peñón                                                            
mi casa es un torreón                                                                   
a la vez que un palomar.                                                          
Balcón que domina al mar,                                                      
atalaya para ver,                                                                     
retiro para escribir,                                                               
cárcel para padecer                                                                      
y tuba para morir”


Para iniciar la ruta dejo el coche junto a la Torre Moya para ello salgo de Málaga por la A-7 carretera de Almería hasta la salida 258 donde tomamos por la N-340-a hacia Chilche – Benajarafe, pasado el punto kilométrico 262 y prácticamente debajo de la torre tomamos por la izquierda hacia la Cortijada Los Pérez y a unos cien metros tenemos a la derecha la calle que da entrada a la torre.
Dejamos el coche y nos acercamos a admirar la Torre Moya si miramos hacia oriente vemos ya el perfil de nuestro destino.

Torre Moya:
  • Denominación: Torre vigía de la costa; Torre Vigía de Moya; Torre Gorda; Torre de Benajarafe.
  • Tipología: Arquitectura Militar. Sistema Defensivo.
  • Protección: Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento.
  • Periodo Histórico: Fue construida en la 2ª mitad del siglo XVIII para emplazar artillería. En el año 1762 una de las irregulares inspecciones efectuadas a la línea de defensa del Reino de Granada da cuenta de la existencia de la llamada Torre Moya, con ella daba comienzo el mando de Vélez. Dicha torre, actualmente desaparecida, se encontraba cuarteada desde el terremoto acontecido en 1755, aconsejándose su reedificación en lugar más cercano a la playa. La nueva torre, debió erigirse en el trascurso de la segunda mitad del siglo XVIII. Su función como así consta en documentos del siglo XIX hacía compatible la vigilancia con la labor defensiva de las playas contiguas, gracias a su artillería de grueso calibre.Ha sido utilizada como vivienda por dos familias. Una de ellas ocupa el espacio inferior y otra la cámara principal. La causa de la ocupación hay que buscarla en la pasada Guerra Civil, cuando la autoridad gubernativa instaló en ella a las referidas familias,  manteniéndola los descendientes.
  • Descripción: El entorno en el que se localiza no presenta obstáculos para una visión completa de la torre pero su uso actual como vivienda ha propiciado modificaciones exteriores e interiores importantes; entre las exteriores cabria citar la escalera exterior y el encalado, así como el adosamiento de una casa, todo ello en su lado norte.Tiene planta de “pezuña” (planta de herradura); planta de medio círculo prolongado con dos espolones oblicuos u hornabeques en el dorso. Su perímetro aproximado es de 53 metros y su altura es superior a los 10 metros. Su interior consta de dos plantas y azotea. La sduperficie de las cámaras se incrementa según se asciende a la par que disminuye el grosor de los muros. La entrada se encuentra a seis metros del suelo en el lado oriental del espigón derecho, protegida por saeteras. Junto al acceso, una sala pequeña. A través de un tramo de escalera se baja a la sala principal cubierta con bóveda de ladrillo y con dos ventanas laterales (todos los servicios necesarios se encuentran en el testero norte; chimenea, alacena…). Bajo esta sala, se halla el sótano o Canta Bárbara. Finalmente el terrado se rodea de pretil y presenta dos torretas con aspilleras y cubiertas con tejas moriscas. Su fábrica es de mampostería con elementos de cantería (en esquinales, jambas y dinteles, aspilleras, impostas de coronación, etc.) y ladrillos (torretas). Su aspecto exterior es bastante bueno, si exceptuamos algunas aberturas pequeñas en los muros, ocasionado por la perdida de material constructivo. El deterioro más llamativo radica en las garitas o casetones del terrado, que han perdido parte de sus elementos de ladrillo y techumbre. Quizás  el hecho más negativo lo constituye la perdida de su fisonomía primitiva producto de los múltiples añadidos y modificaciones que se han venido llevando a cabo en ella, externa e internamente, en los últimos cincuenta años. Estas intervenciones no constituyen ningún tipo de restauración, orientándose al uso como vivienda de esta construcción defensiva.


Tras la pausada observación de la torre iniciamos nuestro camino para ello retornamos a la carretera N-340-a y a unos 200 metros dejamos la carretera y tomamos hacia la playa siguiendo las indicaciones de la Gran Senda de Málaga, cruzamos un primer arroyo y un poco más adelante el Arroyo de Iberos, estamos en la zona conocida como Valle Niza, a nuestra derecha la playa del mismo nombre, poco a poco la playa va desapareciendo y nos acercamos a una zona de piedra que salvamos, subiéndonos y continuamos hasta llegar a las paredes del Restaurante Puerto Niza, tomamos a la izquierda y retornamos a la N-340-a seguimos avanzando con cuidado por tener que ir por el arcén, enseguida cruzamos el Arroyo de Almayate y junto a él, el Camping de Valle Niza.
Un poco más adelante nos encontramos el Castillo del Marqués hoy en día reconvertido en Escuela de Hosteleria y Turismo.

Castillo del Marqués:
  • Denominación: Castillo del Marqués de Valle Niza; Casa-Fuerte del Marqués.
  • Tipología: Castillo. Arquitectura Militar. Sistema Defensivo.
  • Protección: Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento.
  • Periodo Histórico: En 1513 se construye el primer Castillo del Marqués. Originalmente constaba sólo de planta baja, siendo muy probable que para el año 1846, y ya perteneciente al cuerpo de carabineros, el segundo cuerpo estuviese levantado. Aunque se desconoce la fecha exacta. Durante los año 1930 y 1939 estuvo habilitado como cárcel y campo de concentración, pasando posteriormente a puesto de la Guardia Civil.
  • Descripción: Edificio de planta poligonal irregular de ocho lados, presenta su ingreso protegido por un reducto esquinado con adarve y troneras, situándose el ingreso en la parte nordeste. Un pasadizo cubierto por bóveda de medio cañón conduce al patio que da acceso a las distintas dependencias y cuarteles, así como a la escalera que conduce a la planta alta que primitivamente era solo azotea con parapeto aspillado. El lado meridional es un hornabeque formado por dos medios baluartes que baten flancos y e hallan trabado por una gola o cortina.

Seguimos el paseo y cuando llegamos a la rotonda a la izquierda tenemos Las Canteras de Almayate que nosotros visitamos en otra ocasión, continuamos y cruzamos el Arroyo de Las Canteras y dejamos atrás el carril de la izquierda y tomamos por el siguiente carril que en con fuerte pendiente en su primer tramo nos sube hacia el acantilado donde se encuentra la torre, primeramente tomaremos por la izquierda y en el siguiente cruce por la derecha, llegamos a un poste direccional y tras él la Torre  del Jaral nos da la bienvenida.

 Torre del Jaral:

  • Denominación: Torre del Jaral o Torre Vigía del Jaral
  • Tipología: Arquitectura Militar. Sistema Defensivo.
  • Protección: Bien de Interés Cultural con categoría de Monumento.
  • Periodo Histórico: Es una torre heredada del sistema de vigilancia nazarí (siglos XIII-XIV), pudiendo ser rescatada o modificada en siglos posteriores.
  • Descripción: Tiene forma de prisma rectangular con medidas aproximadas en la base de 5 x 3 metros y con una altura superior a los ocho metros y con una altura superior a los ocho metros. Presenta un cuerpo inferior macizo con una cámara superior, cuyo acceso se abre a partir de los 6 metros y en su cara norte. El terrado presenta un pretil con diversas aberturas que pudieron estar relacionadas con primitivos matacanes; entre ellas citar la que se abre en el lado norte. Su fábrica es de mampostería con utilización de ladrillo en verdugada. En los ángulos se alternan grandes piedras y ladrillo. Asimismo, el ladrillo, el pretil y un hueco de ingreso. El importante deterioro que presentaba en su base debido al hurto de materiales de su fábrica ha sido sustituido por hormigón en la última restauración.


Tras una detenida observación del mar y del horizonte  desde  esta maravillosa atalaya inicio el camino de retorno.

En total a mi me sale, solo ida, sobre los 4,5 km.

No hay comentarios:

Publicar un comentario